meteored.mx

El calentamiento de los océanos altera los bancos de peces

Una reciente investigación a cargo de la Universidad de Adelaide, ha descubierto que la forma en que los peces interactúan en grupos está siendo alterada por la acidificación de los océanos y el calentamiento global.

Cardumen de Sardina
El comportamiento termorregulador de los peces, puede demostrar como influye el cambio climático en diferentes tipos de cardumen.

Nuestros océanos absorben una gran cantidad de dióxido de carbono (CO₂), un gas de efecto invernadero, esto hace que se modifique y dañe la vida de distintas especies marinas. De acuerdo con la NOAA, en los últimos 200 años, los océanos se han vuelto mucho más ácidos, debido a la absorción de gases contaminantes provenientes del uso de combustibles fósiles.

Como se ha demostrado en muchas investigaciones científicas la gran mayoría de los efectos nocivos del cambio climático van ligados a las actividades antropogénicas; una de estos efectos son el calentamiento de los mares y océanos.

"Los peces muestran un comportamiento gregario y se agrupan en cardúmenes, lo que les ayuda a adquirir alimento y para protegerse contra los depredadores", dice el profesor Ivan Nagelkerken del Instituto de Medio Ambiente de la Universidad de Adelaida y los Laboratorios de Ecología de los Mares del Sur.

"Muchas especies tropicales gregarias se están desplazando hacia los polos debido al calentamiento actual del océano e interactuando de nuevas formas con los peces en áreas más templadas" agregó.

Comportamiento de los peces expuestos al cambio climático

En condiciones controladas de laboratorio, los investigadores evaluaron cómo las especies interactúan y se comportan de nuevas formas con los cambios de temperatura y la acidificación.

La creciente concentración de CO₂ en la atmósfera está elevando la temperatura de la superficie del océano y provocando su acidificación. Aunque el calentamiento y la acidificación son fenómenos diferentes, interactúan en deterioro de los ecosistemas marinos.

"Encontramos que las especies de peces tropicales y templados tienden a moverse hacia la derecha cuando se coordinan juntas en un banco, especialmente cuando se asustan por un depredador, pero este sesgo disminuyó significativamente bajo la acidificación del océano", dijo Angus Mitchell investigador de la Universidad de Adelaide.

"Los cardúmenes mixtos de especies tropicales y templadas se volvieron menos cohesivos bajo las condiciones climáticas futuras y mostraron respuestas de escape más lentas ante posibles amenazas", señala el profesor David Booth de la Universidad de Tecnología de Sydney que colaboró en el estudio.

"Nuestros hallazgos destacan el efecto directo de los factores estresantes climáticos sobre el comportamiento de los peces y la interacción con los efectos indirectos de las interacciones de nuevas especies", agrega Booth.

Por su parte el profesor Nagelkerken dice que, "la fuerte cohesión del banco y el movimiento coordinado afectan la supervivencia de una especie, ya sea para adquirir alimento o evadir a los depredadores".

"Si la capacidad de los peces para trabajar juntos se ve afectada negativamente, podría determinar la supervivencia de especies particulares en los océanos del futuro, por ejemplo, las especies tropicales pueden inicialmente tener un mal desempeño cuando se trasladan a nuevas áreas templadas", resaltan los investigadores.