Función de un observatorio meteorológico

Para que la predicción del tiempo sea de calidad, es muy importante que los datos meteorológicos observados inicialmente sean precisos. Los observatorios meteorológicos aportan información que sirve como base al pronóstico.

Juan Antonio Palma Juan Antonio Palma 16 Jul 2019 - 23:23 UTC
Observatorio
Observatorio meteorológico de Mérida, Yucatán.

La meteorología está ligada determinantemente a los avances de la tecnología, ya que con esto se puede tener capacidad de reacción más rápida ante fenómenos meteorológicos severos y se puede auxiliar en los complejos análisis y pronósticos que generan diariamente los meteorólogos, como por ejemplo, el papel que desempeñan los modelos numéricos de predicción.

Sin embargo, la base de todo buen pronóstico y buen análisis está en la capacidad que tenga el meteorólogo para observar e interpretar las variables meteorológicas y señales que la atmósfera esté dando. Es por eso, que lo primordial para empezar una predicción eficaz es tomar los datos meteorológicos de los observatorios.

El equipo para el monitoréo atmosférico que se utiliza en un observatorio es variado. Primeramente cuenta con la garita meteorológica, un abrigo hecho de madera donde se colocan los termómetros para medir la temperatura del aire a la sombra, y el psicrómetro que mide la diferencia de temperatura entre un termómetro seco y uno húmedo, para encontrar la humedad relativa del aire.

Otras variables que se capturan en un observatorio son la precipitación pluvial, con el pluviómetro, y la dirección y velocidad del viento con los anemómetros, por mencionar los más importantes.

Observadora
La meteoróloga observadora Sonia Naal consultando sus tablas termodinámicas.

Técnicas de observación meteorológica

La meteoróloga encargada del observatorio meteorológico de Mérida, Yucatán; Sonia Naal, explicó que después de tener las mediciones iniciales, se recurre a tablas basadas en ecuaciones termodinámicas para hacer las conversiones necesarias y tener un dato preciso de la cantidad de vapor de agua en el aire.

Sonia Naal mencionó que de igual forma en base a correcciones por temperatura y altura, se hacen ajustes para medir la presión atmosférica a nivel del mar. Este último valor es importantísimo para las cartas del tiempo que generan los meteorólogos, ya que con varios de estos datos se puede ubicar sistemas de baja presión y anticiclones. Todo se asienta en libretas que se guardan en archivos y en formatos electrónicos.

La experta resaltó que aunque los meteorólogos ya cuentan con software sofisticados que hacen en segundos las ecuaciones, es muy importante hacer estos ejercicios de manera manual, ya que en caso de que se tenga falta de energía eléctrica y los equipos de cómputo no funcionen, siempre se tendrán los datos de manera precisa y a la mano.

También el observador debe saber perfectamente qué tipo de nubes hay en el cielo, su altura y sus características. Esto sin ningún instrumento, ya que todo está en la experiencia de observación que se tenga.

Codificación de los datos meteorológicos

Una vez que el meteorólogo observador captura los datos, los codifica en un formato llamado SYNOP. Este informe codificado se envía cada hora a la red internacional de reportes meteorológicos y está disponible para todo el mundo y sobre todo, para todos los meteorólogos.

Junto con otros informes aeronáuticos, de alta atmósfera e imágenes satelitales, el SYNOP forma la base con la que funcionan los modelos numéricos de predicción y con los que los analistas interpretan el comportamiento de la atmósfera. Así de simple, sin las observaciones reales, no se podría hacer meteorología.

Entonces, además de los meteorólogos previsores, los meteorólogos de los medios y los investigadores, hay que tomar muy en cuenta al personal de los observatorios, ya que su trabajo es el cimiento para que la meteorología sea útil y operativa.

Publicidad