meteored.mx

Hallazgo: uso de plásticos y su relación con el cáncer de mama

Un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México detecta por primera vez la correlación que existe entre el plástico y el cáncer de mama. A continuación te platicamos más sobre ello.

Cáncer de mama
El cáncer de mama es la primera causa de muerte por tumores en mujeres mexicanas, con un promedio de 10 muertes al día. Fuente: UNAM/IIBO

En días pasados en Meteored.mx, te dimos a conocer la nueva reforma ambiental llevada a cabo por el Gobierno de la Ciudad de México, poniendo en vigor una ley que prohíbe los plásticos para la comercialización, distribución y entrega de plásticos o desechables de unicel de un solo uso. Una de las razones principales es la disminución en generar basura, puesto que estos desechos llegan a contaminar gran parte del centro de nuestro país.

Ahora, investigadores de la casa de estudios superiores más grande del territorio mexicano, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y sus adjuntos, el Centro de Ciencias de la Atmósfera (CCA) y el Instituto de Investigaciones Biomédicas (IIBO), publicaron, como el uso de plásticos se correlaciona con la enfermedad del cáncer en específico el de mama.

Sin duda alguna, esta es una razón más que involucra a nuestra salud, para motivarnos a dejar de usar el plástico comenzado con el de un solo uso y progresivamente con el resto de este material que está totalmente presente en nuestras vidas.

Hallazgo científico para la salud mundial

De acuerdo a lo publicado por la revista Gaceta. Por primera vez en el mundo investigadores de la UNAM lograron correlacionar la presencia de bisfenoles y ftalatos (sustancias químicas que se encuentran en la gran mayoría de plásticos) en pacientes mexicanos con cáncer de mama.

El estudio fue realizado por los científicos Jorge Morales Montor del IIBO, en colaboración con Omar Amador, Karen Nava Castro y Margarita Palacios del CCA. “La pregunta —dice Morales Montor— era si podríamos medir, así como ellos los median en el aire, estos mismos contaminantes en fluidos humanos”.

La literatura médica afirma que en seres humanos no se pueden medir dichas sustancias químicas, ya que suelen degradarse estos contaminantes por la influencia del metabolismo del organismo. Ante ello el equipo de científicos decidieron refutar esta teoría por medio de observaciones y pruebas clínicas en pacientes mujeres que padecen en diferentes etapas el cáncer de mama.

El estudio

Los investigadores detectaron en la sangre de pacientes mexicanos la presencia de bisfenoles y ftalatos, para posteriomente, determinar que hay una correlación de estos compuestos contenidos en plásticos y latas con el cáncer de mama.

Otro resultado significativo fue que pacientes de la Ciudad de México, una de las más contaminadas del mundo, tenían más ftalatos en sangre que las de una paciente de otra ciudad cercana que es Toluca. Estas observaciones fueron el principal indicativo de la correlación de los niveles de estos contaminantes con la enfermedad del cáncer.

La investigación tiene por título: “La medicina ambiental y sus implicaciones en la solución de problemas nacionales de salud: efecto de los compuestos aromáticos policíclicos y ftalatos presentes en la fase particulada del aerosol atmosférico de la Ciudad de México sobre el sistema inmune y la susceptibilidad al cáncer de mama”.

El estudio se realizó en 200 pacientes, estos resultados preliminares son un llamado a evitar este factor de riesgo, disminuyendo el uso de productos de plástico y aumentando su reciclaje.

Aplicación del descubrimiento en la clínica de cáncer

Se puede proponer la medición de uno o dos de estos contaminantes en sangre, no como prueba diagnóstica sino como una herramienta predictiva o pronóstica. Según Morales, “Te va a decir si tienes o no muy altos los niveles de dibutil-hexil-ftalato y si el resultado es positivo deberás buscar alternativas para no seguir exponiéndote tanto”.