meteored.mx

Impactos del cambio climático en peces de agua dulce

Una de las disciplinas que más ha fructificado durante este periodo de confinamiento por el Coronavirus, es la Ciencia Ambiental. Al reducirse las distracciones sociales, investigadores y especialistas concentran su atención en estudiar y analizar los efectos medioambientales en nuestro planeta.

Laguna de Metztitlan
Con periodos cada vez más extensos de sequía extrema, muere un numero más alto de peces en distintos cuerpos de agua dulce.

Cuando pensamos en un cuerpo de agua dulce, nos viene a la mente agua limpia y fresca, llena de vida. Sin embargo, frente al cambio climático, con frecuencia somos testigos de que lechos de ríos, lagunas y lagos, son influenciados nocivamente por las sequías extremas, logrando tener apenas agua suficiente para mantener a los peces y otras especies acuáticas.

Por ello, especialistas en biología marina, han creado un banco de datos para ayudar a rastrear los impactos del cambio climático en los peces que viven en ríos, lagos y otras aguas continentales en todo el mundo. La Base de Datos de Peces y Cambio Climático (FiCli, por sus siglas en inglés), es una recopilación de publicaciones e investigaciones científicas que describen los efectos del cambio climático en distintas especies de animales acuáticos.

Estos animales salvajes, como sabemos, son una fuente vital de alimentos e ingresos para muchas personas y un indicador de la salud de los ecosistemas acuáticos a nivel global. Una mejor comprensión de cómo el cambio climático está afectando a estos peces podría ayudar en su supervivencia futura, informando los esfuerzos de conservación de estas especies.

El cambio climático puede causar hábitats inadecuados para algunos peces, por ejemplo: con aguas más cálidas, se estresan los peces de agua fría, lo que hace que coman menos y como resultado sufren desnutrición y mueren mas rápido.

Objetivo de la recopilación de información

El equipo de FiCli, publicó una descripción detallada de la base de datos el 21 de abril del 2020 en la prestigiosa revista científica Nature. El proyecto fue dirigido por Trevor Krabbenhoft, biólogo de peces de la Universidad de Buffalo en EU., y Bonnie Myers bióloga de peces del United State Geological Survey (USGS).

Investigadores, administradores de pesquerías, conservacionistas, periodistas y otros pueden usar el FiCli para encontrar información basada en factores como especies de peces, tipo de hábitat, ubicación y tipo de impacto del cambio climático, como la variabilidad climática de la temperatura o precipitación.

En esta se incluye información para 53 familias de peces de agua dulce, 232 estudios de más de 47 países y 851 respuestas proyectadas y 377 documentadas de especies individuales o ensambles al cambio climático.

"La Base de datos sobre el cambio climático y los peces reúne información de manera que las personas puedan usarla de manera significativa", dice el biólogo Krabbenhoft. "La idea no es solo documentar como los peces han sido afectados por el cambio climático, sino también proporcionar información sobre las opciones de gestión que pueden ayudar a mitigar algunos de esos efectos".

Resultados para uso internacional

Compilar y sintetizar los resultados científicos publicados es un paso importante en cualquier proyecto de investigación, FiCli servirá como base de datos informativa que ahorrará tiempo que ayude a avanzar en la comprensión científica y la gestión de los impactos del cambio climático en recursos acuáticos y guíe los esfuerzos futuros de adaptación climática en todo el mundo.