meteored.mx

Origen y efectos de los tsunamis

Durante este comienzo del año 2020, varios terremotos y sismos han creado sobresalto en habitantes de islas y costas en el Mar Caribe, ante ello las alertas de tsunami se han hecho presentes con la finalidad de prevenir pérdidas humanas.

olas salvajes, tsunami
El tamaño de las olas de un tsunami puede variar dependiendo de la localización.

El término tsunami es de origen nipón (japonés), se divide etimológicamente en dos palabras: tsu, que significa "puerto" y nami que significa "ola". Este ocupa un lugar destacado en la escala de catástrofes mundiales. La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por su siglas en inglés), señala que desde 1850, los tsunamis han sido responsables de la pérdida de más de 500 mil vidas y de miles de millones de dólares en daños a infraestructuras y hábitats costeros.

Los tsunamis, se generan comúnmente por terremotos mayores a una magnitud 7, partiendo del foco sísmico que está asociado al movimiento de las placas oceánicas y continentales. Ocurren con mayor frecuencia en el Océano Pacífico, donde las densas placas oceánicas proporcionan un movimiento vertical del fondo marino que permite una transferencia rápida y eficiente de energía de la tierra sólida al océano.

Por ejemplo, el poderoso terremoto de magnitud 9.3, azotó la región costera de Indonesia en 2004, considerado uno de los más catastróficos de los últimos tiempos. El movimiento del fondo marino produjo un tsunami con olas de 30 metros a lo largo de la costa adyacente, lo que mató a más de 240 mil personas, además, la energía que se liberó cobró más 58 mil vidas en Tailandia, Sri Lanka e India.

La energía liberada proveniente de terremotos y moviemitnos geológicos, puede dar origen a erupciones volcánicas y estas a su vez a tsunamis. Como lo ocurrido con el volcán Krakatoa el 27 de agosto de 1883, se dice que produjo olas de más de 20 metros, matando a más de 36 mil personas. Por otro lado, geólogos en 1997 descubrieron que hay evidencia sobre un asteroide con 4 km de diámetro, que impactó la costa de Chile, hace 2 millones de años produciendo un tsunami que se extendió a lo largo de la costa de Suramérica y la Antártida.

Propagación de onda en los tsunamis

Cuando un tsunami resulta por un terremoto, se propaga en distintas longitudes de onda correspondientes a los movimientos de la tierra, como las olas cuya energía se concentra en superficie del mar, donde su altura es determinada por el movimiento vertical y su dirección depende de la forma de la costa.

Sistemas de advertencia

Desde 1946, el sistema de alerta de tsunami ha brindado advertencias de peligro potencial en la cuenca del Pacífico, al monitorear la actividad de los terremotos y el paso de las olas registradas por los mareógrafos. Sin embargo, ni los sismómetros ni los indicadores de mareas costeras proporcionan datos adecuados que permitan predecir con precisión el impacto o intensidad de un tsunami.

Los mareógrafos en los puertos proporcionan mediciones directas de las olas, pero en ocasiones la toma de datos se ve alterada por la batimetría local y la forma de la costa, esto limita su uso para pronosticar el impacto de un tsunami. Debido a este tipo de limitaciones en los datos, por cada 20 advertencias de tsunami se consideran que 15 de ellas han sido falsas alarmas.