Relación del calentamiento global en la intensificación de huracanes

El cambio climático señala como consecuencia principal al calentamiento de nuestro planeta y a pesar de que los océanos han respondido con mayor discreción a este efecto, existen estudios científicos que han descubierto que los océanos son más sensibles a variaciones en las temperaturas ambientales.

Úrsula Pamela García Úrsula Pamela García 24 Jun 2019 - 01:26 UTC
El cuidado de nuestro planeta ante el calentamiento global esta nuestras manos. Imagen de referencia.

En los últimos años el incremento en la magnitud de huracanes y tormentas tropicales que se han formado en el Atlántico y Pacífico ha sido notoria, esto ha generado un amplio interés por parte de organizaciones ambientales para saber si la causa principal es el calentamiento global. Hoy en día es claro que tenemos una elevación de las temperaturas de la superficie marina a causa de la emisión de gases de efecto invernadero y la contaminación de cuerpos de agua.

Un estudio reciente publicado por la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés), indican que debido a que el agua caliente es el combustible que alimenta la intensidad a los huracanes, entonces, se esperaría que el aumento de la temperatura del océano incremente la potencia de futuros ciclones tropicales; en el caso exclusivo de la costa este de Estados Unidos, se prevé que la influencia del calentamiento global genere ciclones tropicales más intensos y con una mayor probabilidad de impacto especialmente a lo largo de dicha costa.

La investigación que fue dirigida por el profesor Mingfang Ting del Observatorio de la Tierra Lamont-Doherty, en conjunto con el investigador Jim Kossin del Centro Nacional de Información Ambiental de la NOAA, cumplieron con el objetivo principal, que es, una mejor comprensión sobre el comportamiento de los huracanes en el pasado y la relación que tiene esta con la de presente, de la misma forma se buscó enriquecer los pronósticos estacionales de la actividad de huracanes.

Asimismo, estas conclusiones estarían indicando que las costas de países en Centroamérica y los ubicados a lo largo del Mar Caribe, al ser zonas influenciadas por la presencia de ciclones tropicales, también se verían afectados por el impacto de huracanes de mayor intensidad. Sin embargo, no solo el calentamiento del mar será el ingrediente que intensifique a estos fenómenos, efectos atmosféricos como la variación en la cizalladura vertical y horizontal del viento también es parte indispensable de la variabilidad en la magnitud de los sistemas tropicales.

Intensidad o frecuencia de huracanes

A pesar de que aún no está claro si el calentamiento global está aumentando la frecuencia de los huracanes, se tienen resultados concretos y evidencias de que cada vez son más intensos y destructivos.

La mejora en el monitoreo de ciclones tropicales en los últimos años ha permitido un análisis objetivo de la frecuencia de estos, esto quiere decir que una de las razones de que se detecten más huracanes puede deberse a un avance en la capacidad de detección y vigilancia, gracias al avance tecnológico en los aviones cazahuracanes, y en el progreso tecnológico de herramientas como radares y satélites espaciales de observación meteorológica.

Es claro que la intensidad de los huracanes está correlacionada con la temperatura de la superficie marina, lo que sugiere que en un futuro el calentamiento de océanos conducirá a ciclones tropicales más riesgosos para la humanidad. A nivel mundial hay una tendencia clara en el ascenso de la magnitud de los ciclones tropicales, esto significa que, a medida que las temperaturas marinas continúen aumentando, los huracanes que impacten superficie terrestre serán de categoría superior (4, 5, o más).

Publicidad