meteored.mx

Sistemas que generan la temporada de lluvias

De junio a octubre las precipitaciones se hacen presentes en gran parte del país debido al cambio en la circulación de los vientos, trayendo grandes beneficios a la vegetación y cuerpos de agua, ¿qué sistemas ocasionan que cada año llueva?

Lluvias de verano
De junio a noviembre se presenta la temporada de lluvias en México.

México se encuentra en una zona intermedia donde en invierno llegan las masas polares y en verano las tropicales, haciendo visibles las cuatro estaciones del año. Actualmente, no encontramos en primavera, iniciando el verano meteorológico el 1 de junio y hasta el 21 de junio el astronómico, pero independientemente de las fechas, la circulación troposférica va cambiando desde mayo cuando masas de aire cálidas/húmedas llegan gradualmente al país.

Con esto, la inestabilidad aumenta para desencadenar la formación de ciclones y ondas tropicales, así como grandes sistemas nubosidad productores de lluvia comenzando a ser visibles desde junio y por lo menos, hasta octubre o noviembre. A continuación se describirá brevemente varios fenómenos o sistemas meteorológicos que propician las tormentas en territorio mexicano cada año, variando por supuesto, su intensidad y distribución.

Huracanes, ondas tropicales y monzón

Los ciclones tropicales son sistemas de baja presión con una circulación en contra de las manecillas del reloj y que se forman sobre aguas calidad por arriba de 26.5 °C de donde toman su “energía” para fortalecerse, teniéndose un viento débil en altura. Este término engloba las depresiones (viento inferior a 63 km/h), tormentas (viento de 63 a 118 km/h) cuando se les da un nombre y huracanes al superar los 118 km/h y existiendo 5 categorías conforme aumenta más el viento.

Las ondas tropicales son ondulaciones del flujo del viento (y presión) que se originan en África y tomando un movimiento de este a oeste a través del Atlántico, Caribe, hasta llegar a nuestro país en promedio 40 ondas; eventualmente pueden dar origen a los ciclones tropicales. Otro efecto importante está asociado a la formación de monzones, cambios en la dirección del viento y que aumentan considerablemente la cantidad y extensión de lluvias.

Sobre la Sierra Madre Occidental, en promedio de Sonora a Jalisco se presenta el Monzón de Norteamérica, estadísticamente inicia en junio, para concluir en septiembre, siendo el motivo principal que genera las lluvias en la zona. Sobre el sur de la República, Centroamérica y parte del Caribe, la configuración del viento da lugar a extensa circulación ciclónica conocida como Giro Centroamericano de donde algunos ciclones se pueden formar entre junio-julio y septiembre-octubre, además de favorecer lluvias torrenciales y peligrosas.

Oscilaciones atmosféricas que afectan a México

La Niña seguirá siendo el fenómeno de mayor relevancia, al modificar la circulación a escala global y que ha estado presente desde 2020, favoreciendo en esta época del año, mayor actividad ciclónica en la cuenca del Atlántico norte y más lluvias en la mitad centro-sur de nuestro país. Madden-Julian (MJO) es otra oscilación que se mueve sobre las zonas tropicales del planeta asociada a dos fases, la convectiva y la suprimida.

La fase convectiva de MJO cruza eventualmente 1 o 2 veces por mes sobre México, periodos en que las lluvias se fortalecen y los ciclones tropicales pueden formarse y tener mayor intensidad. A todos estos sistemas, se le suma el calor modulado de la época y el relieve, dando lugar a la ansiada temporada de lluvias, que este 2022 la podríamos ver con un buen inicio a finales de mayo o especialmente en junio. Importante extremar precauciones, atender indicaciones y estar preparado para disminuir el riesgo de desastres.