COP25: ¿Fracaso o consecuencia del sistema capitalista?

Te contamos cuál fue el resultado de la COP25 celebrada en Madrid. Además reflexionamos qué tanto sigue influyendo la necesidad de crecer económicamente de las naciones sobre la crisis climática global.

Martha Llanos Rodríguez Martha Llanos Rodríguez 18 Dic 2019 - 02:55 UTC
Cada vez es más común la ocurrencia de eventos meteorológicos extremos, los más afectados siempre son los grupos vulnerables. Fotografía: UNICEF
Cada vez es más común la ocurrencia de eventos meteorológicos extremos, los más afectados siempre son los grupos vulnerables. Fotografía: UNICEF

Ha concluido la Conferencia de las Partes (COP) sobre el Cambio Climático de Naciones Unidas y ha dejado a varios con una profunda decepción por sus resultados. Al parecer la cooperación que se presentó durante la creación del Acuerdo de París no se vivió durante esta edición.

Por lo anterior, las esperanzas están depositadas en la COP26 a celebrarse el siguiente año en Glasgow, Escocia. Donde de acuerdo a un reportaje de la BCC, será en esta conferencia donde los países presenten planes de reducción de emisiones de carbono más ambiciosos y a la altura de la emergencia climática.

¿Por qué no se está llegando a un consenso?

China, Estados Unidos e India, los países más contaminantes del mundo, han presentado una negativa a la cooperación para disminuir sus emisiones. A esta postura se les han sumado otras naciones, lo que ha dificultado avanzar en los acuerdos.

La crisis climática está dependiendo de las relaciones de poder inherentes del sistema capitalista, donde los países que más afectan no han sido y seguramente no serán los más impactados ante las consecuencias del aumento de 3 a 5°C pronosticado para finales de siglo.

Los grandes países contaminantes no están dispuestos a limitar el uso de los combustibles fósiles si esto condiciona su crecimiento económico. Lo anterior a la par de no tomar en cuenta todas las evidencias científicas que muestran consecuencias terribles para la vida en la Tierra en escenarios de cambio climático.

En lo que el consenso se posterga un año es de reflexionar ¿Qué sucederá en 2020 en los países vulnerables que viven cada vez más frecuentemente fenómenos meteorológicos extremos? ¿A través de qué mecanismos los países con mayores emisiones compensarán estos eventos? Ojalá sean respuestas que conozcamos en Glasgow.

No todo está perdido

La Unión Europea, excepto Polonia, es decir 27 países anunciaron que se comprometerán a neutralizar sus emisiones de carbono para el año 2050. Se espera que sean más naciones las que tomen metas claras, sin tomar sus decisiones de forma unilateral y sin cuestionar la necesidad urgente de actuar. Posiblemente ante esta presión el grupo contaminante pueda ceder.

La aceleración del cambio climático es un efecto del sistema socioeconómico, ha sido una mala gestión del sistema terrestre a nivel mundial, sin embargo, con las decisiones correctas se pueden ejecutar acciones de mitigación y adaptación en vías de no dejar a nadie atrás.

Publicidad