¿Qué tan propensa ha sido América Latina a desastres desde el 2000?

¿Cuáles son las cifras de los desastres en América Latina y el Caribe en los últimos 20 años? ¿Cuál es el panorama en el corto plazo? ¿Qué podemos hacer individualmente? En este columna reflexionamos alrededor de estas preguntas.

Martha Llanos Rodríguez Martha Llanos Rodríguez 12 Ene 2020 - 00:54 UTC
Un país vulnerable no solamente será impactado por desastre, también le será más difícil recuperarse posterior a él. Fotografía: UNDP
Un país vulnerable no solamente será impactado por desastre, también le será más difícil recuperarse posterior a él. Fotografía: UNDP

152 millones de latinoamericanos han sido afectados por 1205 desastres desde el año 2000. Entre los fenómenos que se consideran para estas cifras resaltan inundaciones, huracanes, tormentas, terremotos, sequías, deslaves, incendios, temperaturas extremas y eventos volcánicos, lo anterior de acuerdo a un reporte de Naciones Unidas.

En este periodo de tiempo se han registrado 110 ciclones tropicales, 5000 decesos, 29 millones de personas siniestradas y ha costado 39 mil millones de dólares en daños totales. Siendo Cuba, México y Haití los países que han sido más impactados por las tormentas. Además más del 85% de esas muertes se registraron en Haití, el país más con mayor condición de pobreza y vulnerabilidad de la zona.

En los últimos 20 años, en cuanto a ciclones tropicales a nivel regional destacan los nombres Erika en 2015, María en 2017 y Dorian en 2019. Mientras tanto, en México podemos recordar a Wilma y Stan en 2005, Karl en 2010, Ingrid y Manuel en 2013, Odile en 2014 y Patricia en 2015.

En el informe también se mencionan los fuertes sismos en Perú, Chile, El Salvador, Ecuador y Haití; erupciones como la del volcán de fuego; inundaciones y deslizamientos en Brasil, Colombia y Guatemala y finalmente la sequía en América del Sur que potencializa los incendios forestales.

Panorama para los años futuros

A pesar que el tema climático ha tomado fuerza en los últimos años, los resultados de las Conferencias de las Partes para generar acuerdos no han sido satisfactorios. Actualmente se vive una situación en donde los países no están dispuestos a disminuir sus emisiones, por lo tanto, el aumento de éstas será algo que continuaremos viento a corto plazo.

Mientras tanto, a los países que año con año enfrentan a los fenómenos naturales les resta continuar invirtiendo en sus planes de prevención de desastres, otro tópico que desafortunadamente no ha sido tan desarrollado en la región.

Desde Meteored te invitamos a volverte más consciente de los peligros con los que convives día con día en tu hogar u oficina. Y de la importancia que tiene la creación de un Plan Familiar de Protección Civil para disminuir tu vulnerabilidad y la de los tuyos.

Publicidad