StoreWindows10

¿De que manera afecta la meteorología a nuestro olfato?

¿Te gustaría poder intensificar tu sentido del olfato? La clave está en la temperatura y la cantidad de vapor de agua en el entorno.

Beatriz Hervella Beatriz Hervella Juan Antonio Palma 17 Ene 2018 - 18:51 UTC
La meteorología puede ayudar a que los olores sean más intensos.

El olor es un sentido muy importante, capaz de llevarnos en cuestión de segundos a recordar muchas cosas viajando en el tiempo. De los sentidos, es uno de los que primero desarrollamos aunque hasta ahora es algo desconocido en muchos aspectos. Pero, ¿y si la meteorología pudiese agudizarlo?

Al respirar, compuestos químicos en el ambiente provenientes de los objetos, ingresan a nuestra nariz y son procesados por el olfato cuyas células nerviosas interpretan con la ayuda del cerebro, y es por eso que podemos percibir distintos aromas.

Vale la pena resaltar que cuanto más moléculas existan en el aire, más intensos serán los olores. ¿Y no sería increíble poder aumentar su concentración para así poder oler más? Pues es posible hacerlo, y el factor clave es la temperatura.

A mayor temperatura, más olor

El aire caliente contiene mayor capacidad para retener vapor de agua que el aire frío y sus moléculas tienen mayor energía para moverse. En este caso, es el vapor de agua el que atrapa las pequeñas moléculas en el aire que generan los aromas. De esta manera, a mayor temperatura, mayor contenido de vapor de agua en el aire y por ende, más moléculas de olor en nuestra nariz, lo que provoca olores mas intensos.

De la misma manera, existen otros factores que colaboran con el aumento en el aroma; es el caso, por ejemplo, de procesos biológicos como la descomposición o la sudoración que son más efectivos cuando las temperaturas son altas.

Publicidad