Espectacular erupción volcánica

Recientemente el volcán islandés Fagradalsfjall entró en fase eruptiva. A pesar de lo llamativo del evento, este hecho no representó ninguna amenaza a las poblaciones cercanas.

Cercano al pueblo pesquero de Grindavík en la península de Reykjanes Islandia, a unos 30 kilómetros de la capital de ese país, en fecha reciente se presentó este llamativo acontecimiento. Fue un hecho de baja intensidad que no representó un riesgo a las poblaciones ni a la infraestructura que se encuentran cerca del sitio, sin embargo por precaución se decidió cerrar algunas carreteras limítrofes.

Se instó a ciudadanos que residen en comunidades cercanas se mantuvieran alejados de los valles y otros lugares cercanos a la fisura por la cual brotaba la lava, así como también existía la posibilidad de acumularse los gases tóxicos. Los expertos sostuvieron que se trató de una erupción de baja intensidad, así como una producción de lava relativamente insignificante que seguramente sería de corta duración.

La última registrada hace más de 700 años

Un acontecimiento de similares características ocurrió hace más de 700 años, y particularmente las del monte Fagradalsfjall se suscitaron por última vez alrededor de hace 6,000 años. Lo anterior según la información vertida por autoridades islandesas mediante un comunicado oficial. Las autoridades declararon que seguirían monitoreando la actividad sísmica para garantizar la seguridad de las personas.

El Fagradalsfjall se trata de un volcán del tipo fisural (denominado también como islandés), consistente en una hendidura más o menos lineal, abierta en la corteza terrestre a través de la cual se expulsa lava, y en general sin actividad explosiva. Los científicos estimaron que la actividad podría durar como mucho algunos días o unas pocas semanas.