Se respira amor en el aire

El aire en nuestra atmósfera actúa como escudo evitando que nuestro planeta se enfríe o caliente demasiado, también nos protege del impacto de meteoritos, cuando estos entran a nuestra atmósfera se friccionan contra el aire y la mayoría de veces se queman en pequeños trozos antes de tocar la superficie terrestre.

Úrsula Pamela García Úrsula Pamela García 14 Feb 2019 - 19:16 UTC
Imagen de los aerosoles globales, producido por una simulación GEOS-5 resolución de 10 kilómetros. Crédito: William Putman, NASA.

El aire en la atmósfera cuenta con aproximadamente 78 por ciento de nitrógeno y 21 por ciento de oxígeno. El ozono es otro tipo de gas que está en el aire, nos protege del exceso de radiación y luz solar. Si bien, el aire es principalmente gas, también contiene muchas partículas diminutas, éstas se llaman aerosoles entre las más recurrentes son el polvo y el polen. Estas se recogen naturalmente cuando sopla el viento; pero, el aire también puede transportar humo y otras partículas de gases contaminantes, como las que fluyen y se generan por el escape de los automóviles y originadas en las centrales eléctricas, estos son los principales contribuyentes a la contaminación del aire.

El aire contiene agua, cuando es un día caluroso y húmedo de verano, seguramente te preguntas que esta sucediendo, la humedad relativa es la cantidad de agua que el aire puede contener antes de que llueva, esta variable generalmente se mide en porcentajes, por lo que el nivel más alto es justo antes de que llueva y valor es del 100%.

Presión atmosférica en el aire, tenemos una alta presión de aire fija al nivel del mar, por ello toda la atmósfera lo está presionando; pero, en otras partes la presión del aire es baja, especialmente en la cima de una montaña, esto porque hay menos atmósfera que lo empuja hacia abajo. Esa diferencia en la presión del aire puede hacer que nuestros oídos se revienten cuando despega en un avión o subimos una montaña.

Gracias al aire tenemos vida en nuestra planeta. Fotografía de referencia: Sergei Akulich.

La contaminación del aire

El dióxido de carbono (CO2) es el gas que se emite cuando los humanos y los animales respiran, específicamente son las plantas quienes usan este gas para producir oxígeno (fotosíntesis). Sin embargo, si este gas se produce en grandes cantidades por quema de combustibles fósiles (uso de automóviles, funcionamiento de centrales eléctricas que queman carbón, petróleo y gasolina) contribuye al calentamiento global causado por el hombre.

La contaminación del aire se mide con el Índice de calidad del aire (AQI), cuanto más bajo es el AQI, más limpio está el aire. Sin embargo, si al estar afuera cuando el AQI tiene un valor mayor a 100, es similar a respirar el escape de un automóvil todo el día, de las cosas más frecuentes que causan una mala calidad del aire son los incendios forestales y las ciudades con mucho tráfico de automóviles. Existen paginas donde puedes monitorear este índice dependiendo el lugar o el país donde vivas.

Existe vida en el aire

Muchos seres vivos habitan en el suelo y el agua, pero, ¿sabías que también se pueden encontrar organismos vivos en el aire? Estos diminutos organismos microscópicos se llaman bioaerosoles, y aunque estos microbios no pueden volar, pueden viajar largas distancias por el aire, a través del viento, la lluvia o incluso un simple estornudo.

Por todas las cosas que te informamos sobre el aire, no cabe duda que tenemos que amarlo y cuidarlo, ya que es parte de nuestra sobrevivencia. Por esto en meteored.mx te invitamos a tratar de no contaminar y cuidar nuestro medio ambiente.

Publicidad