"Copos de nieve" meteoro atmosférico de época invernal

El invierno se caracteriza por tener uno de los fenómenos atmosféricos mas bellos y peligrosos, este es la caída de copos de nieve que es un meteoro que ocurre de manera recurrente durante esta época del año.

Úrsula Pamela García Úrsula Pamela García 29 Dic 2018 - 20:47 UTC
Nevada en las regiones montañosas del centro de México durante el invierno del 2006.

Un copo de nieve comienza a formarse cuando una gota de agua súper enfriada se congela sobre una partícula de polen o polvo en el cielo, creando un pequeño cristal de hielo, cuando este cae al suelo el vapor de agua se congela en el cristal primario, formando así nuevos cristales y dando paso a la formación a seis brazos o extensiones que componen la estructura básica de un copo de nieve.

Los cristales de hielo que forman los copos de nieve son simétricos y están modelados, esto es porque reflejan el orden interno de las moléculas de agua dentro del cristal, a este proceso se le conoce como "cristalización" y es fundamental para formar un copo de nieve con seis lados.

Imágenes capturadas por un microscopio eléctrico. Fotografías: NOAA

Influencia directa de las condiciones ambientales en la formación de copos de nieve

La variación en el medio ambiente, específicamente de la temperatura y de humedad son los principales parámetros que influyen directamente en las formas de los cristales. Podemos decir entonces que la forma de un solo brazo del copo de nieve está determinada por las condiciones atmosféricas que experimenta todo el cristal de hielo cuando cae a la superficie.

Cuando el cristal va cayendo comenzarán a crecerle sus extensiones de una manera, pero posteriormente minutos o incluso segundos más tarde, cuando se presenten cambios leves en la temperatura o humedad del entorno comenzarán a verse de forma distinta. Aunque la forma de los seis lados siempre se mantiene, el cristal de hielo y sus seis brazos pueden ramificarse en nuevas direcciones y debido a que cada brazo experimenta las mismas condiciones atmosféricas, los brazos suelen ser idénticos.

Cada uno de los copos de nieve es diferente, eso se debe a que los copos individualmente siguen caminos ligeramente diferentes, cayendo desde el el cielo hasta el suelo, por lo tanto estos encuentran condiciones atmosféricas sutilmente distintas en el camino; podemos deducir entonces que todos los copos de nieve suelen ser únicos y pueden adoptar muchas formas diferentes desde primas, placas, columnas, etc. Existe una variedad tan grande de formas y tamaños de esos pequeños cristales, pero todos ellos cuentan con una estructura hexagonal.

Publicidad