meteored.mx

Llega polvo del Sahara a México

Durante julio y agosto es común que las precipitaciones disminuyan en nuestro país por diversos factores, siendo el polvo del Sahara uno de ellos y lo tendremos este fin de semana en algunos estados, ¿es peligroso?, ¿dónde afectará?, aquí los detalles.

Polvo del Sahara llegará al país
Este fin de semana se tendrá en algunas entidades del país el ingreso de polvo del Sahara, disinuyendo las lluvias.

Durante junio de 2021 se comportó como uno de los más lluviosos sobre la mayor parte de México desde que existen registros, ocupando el 5° lugar desde 1941, acumulando 137.5 mm en promedio, lo que representa un 31.3% superior a la climatología que es de 104.7 mm. Resaltan Jalisco, Colima, Michoacán, Guerrero, Veracruz y Oaxaca como los estados más húmedos, alcanzando máximos superiores a 1000 mm a lo largo del mes. Esto resultó en una rápida disminución de la sequía en diversos estados, tema que se tratará en otra nota.

Ahora, aunque iniciamos julio con más lluvias y tormentas en la República, los pronósticos señalan su gradual disminución tanto en intensidad como en extensión, siendo algo muy regular en este mes, así como en agosto debido a la extensión de sistemas de altas presiones que limitan la formación de nubes; las ondas tropicales pueden cruzar más al sur sobre el Pacífico y, el ingreso de pulsos de polvo del Sahara, el cual estaría llegando de forma notable este fin de semana sobre el sureste, oriente, noreste y de menor concentración sobre el centro y sur mexicanos.

¿Qué es el polvo del Sahara?

Se conoce como “capa de aire sahariano” (SAL por sus siglas en inglés) a una masa de aire seca y polvosa que se origina sobre el desierto del Sahara en África y por la dirección dominante del viento, tiende a desplazarse sobre el Atlántico tropical y rumbo al Caribe entre los meses de mayo a septiembre. De estos meses, julio y agosto son los más activos en su formación cuya densidad y extensión pueden alcanzar Centroamérica y México, aunque jamás la veremos en nuestro país como una gigantesca nube de arena que invade toda una región.

Las regiones de la península de Yucatán, Vertiente del Golfo y noreste de México son donde llega directamente esta masa de aire generalmente en concentraciones bajas o moderadas, la cual solo torna el ambiente más grisáceo con escasa nubosidad a su paso, disminuyendo las precipitaciones. Los días se tornan más soleados, sin descartar presencia de lluvias o tormentas ocasionales y de corta duración, pero las noches-madrugadas pueden tornarse más frías de lo normal favoreciendo heladas tardías en zonas altas y/o de campo abierto.

¿Qué efectos se prevén en México?

Desde hoy viernes, este primer pulso de polvo ha comenzado a llegar sobre Quintana Roo, Yucatán y Campeche, previéndose que de sábado a lunes recorran hacia Tabasco, Veracruz, Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila, favoreciendo una disminución de lluvias con eventos más aislados, dominando periodos de sol y un ambiente caluroso, sin ser extremo ya que el mismo polvo genera menor radiación modulación el incremento térmico. En mínimas concentraciones (imperceptible), podría alcanzar la zona centro entre el Valle de México.

Por este motivo, entonces, las lluvias/tormentas serían menores en dichas regiones, pero efectos locales severos aun tendrían presencia por las tardes y noches con granizadas y ráfagas de viento, así como inundaciones urbanas. Por su parte, las temperaturas mínimas tenderían a ser más bajas en partes altas de Veracruz, Puebla, Hidalgo, Ciudad de México, Morelos, Tlaxcala, Estado de México y Oaxaca donde heladas aisladas se podrían presentar.

Esta situación puede repetirse por periodos en estos meses, pero sin ser de peligro para la población en general, salvo los grupos vulnerables alérgicos al polvo. Estos eventos de SAL tampoco tiene relación directa con el calentamiento global o cambio climático, ya que es un evento que regularmente se presenta. Estén pendientes de las actualizaciones ya que seguimos en plena temporada de lluvias y ciclones tropicales.