Finaliza fenómeno de El Niño

Las aguas superficiales del Pacífico ecuatorial se han enfriado en las últimas semanas, registrado valores cercanos a lo normal, por lo que El Niño finalizó, pasando a una fase Neutra ¿Qué efectos podrían verse sobre México?

José Martín Cortés José Martín Cortés 09 Ago 2019 - 23:33 UTC
Finaliza El Niño y pueden aumentar lluvias
Fase Neutra se ha desarrollado en el Pacífico y es probable se incrementen las precipitaciones en México durante el otoño

Las precipitaciones se han mantenido en varias regiones del país, sin embargo, los acumulados siguen siendo inferiores a la climatología por lo que la sequía se ha extendido a la mayor parte del país, afectando notablemente estados del oriente y sureste, tal es el caso de Veracruz y Oaxaca donde se tiene el caso de sequía con intensidad excepcional. No obstante, son probables en los patrones de circulación atmosférica que puedan favorecer más lluvias en próximas semanas y meses.

La más reciente actualización del comportamiento de El Niño proporcionada por el Centro de Predicción Climática (CPC por sus siglas en inglés) da a conocer que las temperaturas de la superficie del mar siguieron enfriándose para alcanzar una anomalía menor a +0.5°C y mayor a -0.5°C por lo que la fase cálida El Niño ha finalizado y ahora entramos a una fase Neutra. Por su parte, la dirección e intensidad del viento en niveles bajos estuvieron dentro de lo normal, mientras que en niveles altos estuvieron del Este, siendo consistentes con características propias de condiciones neutrales.

Los pronósticos muestran que esta fase podría mantenerse durante el otoño e incluso, extenderse hacia el invierno con una probabilidad del 50-55%; no obstante, aunque estas previsiones indican que La Niña sea poco probable, algunos modelos muestran su desarrollo a finales de año. Bajo estos escenarios, las condiciones del tiempo y clima estarían cambiando notablemente en próximos meses sobre varias regiones del país.

Si se desarrolla una fase neutra y con tendencia a La Niña, dándose el respectivo acoplamiento océano-atmosférico, estadísticamente se ha observado que las precipitaciones se incrementan en varias regiones del territorio mexicano, favoreciendo una disminución en la intensidad del calor, e incluso, la actividad de ciclones tropicales podría verse ligeramente aumentada en la cuenca del Atlántico. Hasta ahora, esta tendencia continúa visible en los modelos climáticos (a largo plazo, meses).

Modelo CFSv2 anomalías de precipitaciones
En tonos verdes, notable incremento de lluvias en la mayor parte del país, excepto el oriente y sureste.

Previsión de temperaturas y precipitaciones

Durante la segunda quincena de agosto se mantiene la previsión del incremento en las lluvias y tormentas en diversas regiones del país, principalmente sobre entidades del norte, occidente y oriente, pero sería más notable en el transcurso de septiembre y octubre, cuando las precipitaciones pudieran registrar valores superiores a la climatología en la mayor parte de México exceptuando el oriente y sureste.

Baja California, Baja California Sur, Sonora, Chihuahua, Sinaloa, Durango, Nayarit, Jalisco, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Zacatecas, Aguascalientes, San Luis Potosí, Guanajuato, Querétaro, Hidalgo, Michoacán, Colima, Estado de México, Ciudad de México, Morelos, Guerrero, Puebla, Tlaxcala y Oaxaca serían los estados que pueden presentar valores dentro a superiores de lo normal, entre 50-100 mm en promedio, aunque se observa un máximo en la sierra de Durango y Sinaloa de hasta 200-300 mm. En contraste, Veracruz, Tabasco, Chiapas, Campeche, Yucatán y Quintana Roo podrían recibir de 100-200 mm inferiores a lo normal, con condiciones más secas de septiembre a octubre, pero podrían incrementarse en noviembre.

Finalmente, las temperaturas podrían registrar valores durante el otoño (sep-nov) de 1°C por arriba de lo que normalmente se da en la mayor parte del territorio nacional, es decir, persistiría el ambiente caluroso, pero la cantidad de lluvia prevista ayudaría a disminuir la intensidad del calor. Sin embargo, entre Sonora, Sinaloa, Chihuahua y Durango podrían registrar temperaturas de hasta 2°C menos calurosas.

Este pronóstico climático se estará actualizando durante agosto, con el fin de tener más certeza de los efectos que podrían generarse en nuestro país, además de que se recomienda tomar las precauciones respectivas.

Publicidad