Primer nanosatélite mexicano es un logro histórico para nuestro país

La Iniciativa de lanzamiento de CubeSats por parte de la NASA, proporciona la oportunidad a desarrolladores de nanosatélites formar parte de un ambicioso proyecto espacial, que implica mejoras en la información obtenida a través de redes satelitales.

Úrsula Pamela García Úrsula Pamela García 15 Dic 2019 - 07:39 UTC
CubeSats, nanosatélites, nanotecnología espacial
CubeSats expulsados a la órbita satelital por el laboratorio Kibo de la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón, 17 de junio de 2019. Crédito: NASA

El primer satélite construido por estudiantes en México. Un grupo de universitarios y científicos de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), en Puebla, México, construyeron el nanosatélite AzTechSat-1 para su lanzamiento desde el centro de investigación de la Estación Espacial Internacional (EEI), localizado en la órbita terrestre.

"Para UPAEP, ser la universidad pionera que trabaja con la NASA y el lanzamiento del primer nanosatélite mexicano es un gran orgullo", dijo Erika del Carmen Sevilla García, miembro del equipo. Por otra parte, el vicerrector de la UPAEP Francisco Eugenio Urrutia, señaló que: "el programa es importante para la universidad y el país, fue un honor ser la primera universidad en México en diseñar y construir un nanosatélite".

AzTechSat-1 llega a su destino en el espacio

El cohete Falcon 9 con la cápsula Dragón, fueron el vehículo y la herramienta espaciales que llevaron en su interior al nanosatélite mexicano. Dicha astronave despegó el 5 de diciembre a las 11:29 hrs, tiempo centro de México, desde instalaciones de la NASA en Cabo Cañaveral, Florida, EU. Después de 3 días de viaje en el espacio, el pasado domingo 8 de diciembre AztechSat-1 llegó exitosamente a la EEI.

Se espera que en las próximas semanas, una vez que los astronautas lo tengan en sus manos sea colocado en órbita el 27 de enero del 2020. Actualmente la Agencia Espacial Mexicana (AEM), informó estar al pendiente de los objetivos que cumplirá el nanosatélite mexicano. Con este suceso la industria aeroespacial en nuestro país tiene una oportunidad de crecimiento en el medio espacial.

Nanosatélites, CubeSats y Kibo
El sistema de despliegue conectado al exterior del módulo de laboratorio japonés Kibo que expulsa tres CubeSats. Crédito: NASA

Metas y objetivos del AztechSat-1

Entre los objetivos generales a cumplir es que AztechSat-1, sea parte de una prueba de comunicación para una red satelital de órbita terrestre baja. Si esto llegara a funcionar entonces la comunicación intrasatélital podría reducir la dependencia de estaciones terrestres y aumentar el número en descarga de datos para aplicaciones satelitales, circunstancias que beneficiaría también el ámbito meteorológico.

Mejoras en exploraciones espaciales humanas; el costo reducido y mayor capacidad de datos podrían mejorar muchos servicios basados en satélites utilizados por personas en la Tierra.

Características físicas del nanosatélite mexicano

El avance tecnológico permite que satélites como estos, que son más pequeño que una caja de zapatos, sean eficientes en el manejo de información, no importando su tamaño. AzTechSat-1, utiliza dos sistemas de comunicación, un módem para comunicarse con un satélite Globalstar y un transmisor-receptor de frecuencia ultra alta (UHF). Usa esta configuración de hardware para expandir el aporte de datos adicionales sobre la comunicación intrasatélital a la comunidad de satélites pequeños .

El experimento viaja a la estación espacial, está integrado y basado en un sistema de despliegue de nanosatélites espaciales (CubeSat-NRCSD), son lanzados desde el sistema de despliegue orbital JEM para pequeños satélites denominado como J-SSOD, proyecto gestionado por la Plataforma Experimental de Propósitos Múltiples de la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA).

Recuerda mantenerte informado a travez de nuestro sitio web Meteored.mx o en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.

Publicidad