Finaliza ola de calor en la mayor parte de México

Ola de calor con valores térmicos muy altos, incendios forestales y viento fuerte ha caracterizado esta primera quincena de febrero a nuestro país. ¿A qué se debió y qué se espera en próximos días?

José Martín Cortés José Martín Cortés 18 Feb 2019 - 18:19 UTC
Ambiente muy caluroso el pasado fin de semana en México
Temperaturas extremas de 30 a 40°C estableciéndose nuevos récords, incendios y viento dominaron el fin de semana sobre el territorio nacional. Foto de Xalapa, Veracruz cuando se daba récord de 34.5°C.

Hasta enero, el fenómeno de "El Niño" no se había establecido debido a la falta del acoplamiento océano-atmósfera, manteniéndose la fase neutral, informaba NOAA. Sin embargo, el pasado jueves 14 de febrero, la misma institución informó que ya se consideraba la aparición la fase cálida del ENSO (El Niño-Oscilación del Sur), es decir, "El Niño" con intensidad débil.

Anteriormente, se había previsto que este fenómeno estuviera presente desde noviembre pasado por lo que favorecería un invierno más frío y lluvioso de lo normal, pero debido a su ausencia no fue así. Esta situación puede ser una de las principales causas del porqué de las altas temperaturas en las recientes semanas. Adicionalmente, desde finales de enero y esta primer mitad de febrero, anticiclones en niveles medios de la atmósfera se han establecido en la mitad centro y sur del país, sistemas que favorecen ausencia de nubosidad mientras que en superficie ha dominado el viento cálido del sur ayudando al rápido ascenso térmico.

El resultado fue una atípica “ola de calor” para un mes de febrero, estableciendo nuevos récords de temperatura máxima en varias regiones, como por ejemplo Ciudad de México donde se registró este domingo 17 de febrero una máxima de 30.6°C, en Xalapa, Ver., fue 34.5°C, Boca del Río, Ver., 37°C, Torreón, Coah., 39.3°C y Ciudad Altamirano, Guerrero 42°C. Estos valores, aunque no son del todo raros que se presenten en estas ciudades, sí lo son para este mes que aún está dentro del invierno.

¿Calentamiento global? Difícil asegurar, pero claro que hay cambios en el clima visibles en todo nuestro planeta, no obstante, esta situación en México tuvo un porqué, no fue de la nada. En pocas palabras, bloqueo anticiclónico sobre México, tormentas invernales (bajas presiones) cruzando Estados Unidos, y viento del sur cálido favorecieron dichos efectos.

Pronóstico climático modelo CFSv2 para precipitaciones
Probabilidad de un marzo con mayor precipitación en la mitad oriente de México, normales en el centro-sureste y por debajo de la climatología en el resto del país.

¿Qué efectos podrían presentarse en próximas semanas?

De mantenerse la fase cálida del ENSO, El Niño débil, podría indicar que las últimas semanas del invierno entre febrero y marzo sean con precipitaciones ligeramente por arriba de lo normal sobre la mitad centro-sur del territorio, siendo más notable a lo largo de la vertiente oriental y el centro, incluyendo el Valle de México, contrastando con menor cantidad de las mismas en los demás sectores.

En cuanto a temperaturas, valores por debajo de la media (ambiente más frío) se prevé sobre estados del norte durante los últimos días de febrero, siendo más caluroso el resto del país. Esta situación podría invertirse durante los primeros días de marzo cuando el pronóstico climático indica valores por debajo de la media sobre el noreste y oriente de México, normalizándose en el centro-sur, mientras que el norte tendría temperaturas por arriba de la media, es decir, más caluroso.

Finalmente, de acuerdo con los patrones de circulación atmosférica y efectos que se generan al estar presente "El Niño", se podría intuir una primavera más seca y calurosa de lo normal sobre la mayor parte del territorio mexicano. Esta condición a su vez, puede propiciar tormentas más severas en estados del noreste y regiones de montaña del centro, con importantes granizadas.

Este pronóstico por ser a largo plazo, puede tener variaciones en intensidad y extensión de las zonas con efectos, reiterándoles tomar con las reservas necesarias de esta información y consultar diariamente los pronósticos del tiempo.

Publicidad