meteored.mx

La Niña estará presente este invierno

El enfriamiento del Pacífico ecuatorial ha persistido en las últimas semanas indicado la fase fría del fenómeno El Niño-Oscilación del Sur, extendiéndose al menos hasta la próxima primavera del hemisferio norte teniendo efectos a nivel mundial.

La Niña moderada persiste
Las aguas del Pacífico ecuatorial continúan por debajo de lo normal, persistiendo La Niña este invierno

Desde el pasado septiembre, las aguas del Pacífico ecuatorial han estado por debajo de lo normal, y en la reciente actualización mensual emitida por el Centro de Predicciones Climáticas (CPC por sus siglas en inglés) el jueves 10 de diciembre, La Niña se mostraba una anomalía promedio en la región El Niño 3.4 de -1.2°C, catalogándose en intensidad moderada. En general, las anomalías de temperaturas superficiales del Pacífico ecuatorial centro-oriental continúan desde -5 hasta 0°C.

En cuanto al pronóstico, los ensambles dinámicos y estadísticos muestran la persistencia del fenómeno este invierno 2020-2021 con una probabilidad del 100% con una intensidad moderada a fuerte con anomalía térmica promedio entre -1.5°C y -1°C. Esta fase del ENSO continuaría durante la primavera de 2021 con 65-70 % de probabilidad, mostrando tendencia al debilitamiento para cambiar probablemente a fase neutra, situación que mantendrá cambios en la circulación troposférica a nivel mundial impactando en las temperaturas y distribución de lluvias.

Se ha dado como referencia que La Niña ocasiona un invierno “caliente” en México y eso es completamente erróneo. En general, las temperaturas promedio muestran valores superiores a lo normal, catalogándose sólo como menos frío, pero siendo probable periodos de frío polar-ártico especialmente entre enero y febrero. Por su parte, las precipitaciones tienden a ser muy escasas en el norte, agravado la sequía, mientras en el centro-sur no se observa un gran cambio, siendo probable incluso algunos periodos lluviosos en el occidente, centro y sureste.

La Niña se mantendrá este invierno y puede ocasionar en México temperaturas por arriba de lo normal, entendiéndose como menos frío, mas no como caliente. Adicionalmente, son probables periodos de frío ártico.

Recuerden que cada evento es único, aunado a su impacto global, dificultando un panorama confiable a largo plazo, además de que debe tomarse en cuenta el comportamiento de las oscilaciones Ártica, Atlántico Norte y del Pacífico Oriental que son influenciadas por el vórtice polar. Generalmente hacia la primavera-verano se pueden presentar precipitaciones superiores a lo normal en la mitad centro-sur de nuestro país.

Tendencia invernal para territorio mexicano

Durante la segunda quincena de diciembre, sigue siendo probable la incursión de varias masas polares, incluso árticas, que favorezcan periodos de frío significativos con viento principalmente sobre entidades del norte y oriente, sin descartar presencia de nevadas en sectores montañosos. Esta tendencia se observa que podría persistir o aumentar hacia inicios de enero de 2021, teniendo presente que los periodos calurosos podrían estar intercalados.

En cuanto a las precipitaciones, los modelos muestran que seguirán siendo muy escasas en la mayor parte de la República Mexicana, aunque eventuales corrientes en chorro, vórtices fríos y sistemas frontales pueden ocasionar lluvias dispersas, la cantidad no sería suficiente para disminuir la sequía que alcanza intensidad excepcional entre Sonora, Chihuahua y Coahuila.

Cuando estas precipitaciones probables se lleguen a combinar con las masas de aire muy frío, las nevadas podrían extenderse sobre varios sectores y no extrañaría que se presentarán en zonas poco comunes. En esta temporada de frentes fríos se podrían contabilizar un total de 60 a 65 frentes fríos a nivel nacional, en el entendido que no todos afectan las mismas zonas ni con la misma intensidad, informándose oportunamente sus efectos para México a través de Meteored.