meteored.mx

Atletas olímpicos empujados al límite por el calor extremo de Japón

Como si competir en los Juegos Olímpicos no fuera lo suficientemente difícil, empujando a los atletas al límite, el calor extremo del verano japonés está dificultando aún más la vida de los atletas, obligándolos a competir al límite. Desafortunadamente, algunos colapsaron por el calor.

Calor en las Olimpiadas 2020
Los termómetros han registrado temperaturas abrasadoras durante las competencias de los Juegos Olímpicos de Tokio, lo que pone en peligro el rendimiento de las aletas. Foto: REUTERS/Phil Noble

Las temperaturas han superado la marca de los 30°C en Tokio prácticamente todos los días desde el inicio de los Juegos Olímpicos, y las temperaturas mínimas casi nunca han bajado de los 25°C. Para empeorar las cosas, la humedad en el aire permanece alta, lo que contribuye a la sensación de calor abrasador.

Estas condiciones atmosféricas han llevado al límite a muchos de los deportistas olímpicos, especialmente a los que practican sus modalidades al aire libre durante el día. La arquera rusa Svetlana Gomboeva se desmayó durante la prueba de tiro con arco el viernes 23 de julio, cuando las temperaturas en Tokio alcanzaron la marca de 34°C. Varios atletas también se enfermaron en la pista durante el triatlón masculino celebrado el lunes 26 de julio.

Golpe de calor
Varias personas ayudaron a la atleta rusa Svetlena Gombaeva después de que se desmayó durante la ronda de clasificación de tiro con arco. Foto: Ali Atmaca/Agencia Anadolu vía Getty Images.

El miércoles pasado 28 de julio, cuando el árbitro le preguntó sobre sus condiciones durante un partido en Ariake Tennis Park contra el italiano Fabio Fognini, el tenista ruso Daniil Medvedev dijo: "Soy un luchador, puedo terminar el partido, pero puedo morir", e incluso cuestionó "Si yo muero, ¿quién asumirá la responsabilidad?". Hacía 31°C en la cancha en el momento de la salida, pero la sensación era de 37 ° C, condiciones no ideales para los deportes al aire libre.

-Las condiciones son muy brutales. He jugado al tenis profesionalmente durante 20 años y nunca he enfrentado este tipo de condición en mi vida, todos los días, consecutivamente-, dijo el tenista Novak Djokovic a Associated Press sobre el calor durante los Juegos Olímpicos

Mas tarde, ese mismo día, la tenista española Paula Badosa abandonó la pista tras sufrir un golpe de calor, debiendo abandonar su partido de cuartos de final ante la tenista Marketa Vondrousova de la República Checa. Después del partido, Vondrousova admitió que solo pudo soportar el calor durante el partido, ya que tomó precauciones especiales, usando toallas de hielo y tubos de aire para refrescarse.

tenista Daniil Medvedev refrescándose
El tenista Daniil Medvedev refrescándose con un aire acondicionado portátil y una toalla con cubitos de hielo durante un descanso de su partido en Ariake Tennis Park. Foto: Michael

Los patinadores también se quejaron de que el calor en Ariake Urban Sports Park ya era insoportable a las 9 am, convirtiendo el parque en un horno y el concreto reflejando la luz de una manera que cegaba la vista, comprometiendo el rendimiento. Además, algunos patinadores también se quejaron de que el calor ablandaba las juntas de goma de los ejes de las ruedas del patín, lo que dificultaba el control de las tablas.

Además de los deportistas, unas 30 personas implicadas en la organización de los juegos, entre empleados y voluntarios, fueron atendidas tras enfermarse por el calor.

¿Por qué hace tanto calor en Tokio?

El calor sofocante que está experimentando Tokio es parte de la “nueva normalidad” de la región para el clima. Las altas temperaturas del verano norteño están ahora impulsadas por el calentamiento de la temperatura media del planeta y por el efecto local generado por la gran urbanización, la llamada 'isla de calor'.

Las temperaturas de los últimos días se encuentran dentro del rango de temperaturas observadas en los últimos años, pero están muy por encima de las registradas décadas atrás. Según un informe de la Asociación Británica para el Deporte Sostenible, la temperatura media de Tokio ha aumentado 2.86°C desde 1900, 3 veces el promedio mundial.

En estas condiciones, los Juegos de Tokio tienen el potencial de ser los más candentes de la historia olímpica. Hasta entonces, los Juegos Olímpicos más calurosos desde 1964 habían sido Atenas en 2004, según el informe, con una temperatura media diaria de 27,6 ° C y una máxima de 34,2 ° C, pero Tokio podría superar esa marca.