Aumenta la intensidad de sequía en México

El Monitor de Sequía hasta el 31 de julio de 2019 muestra la intensificación de condiciones secas en gran parte del país, especialmente en estados del sureste donde la sequía alcanza intensidad excepcional. ¿Qué efectos se esperan y, se incrementarán las lluvias?

José Martín Cortés José Martín Cortés 12 Ago 2019 - 22:27 UTC
La sequía se extiende en México
Varios estados del oriente, sureste y occidente presentan déficit de precipitaciones, repercutiendo en el sector agropecuario.

Como se ha venido mencionando, desde que comenzó este año las precipitaciones fueron muy escasas en estados del sureste, y otras regiones de México, situación que comenzó a traducirse en sequía. Desafortunadamente la escasez de lluvias ha continuado en los últimos meses y ahora, más notable, durante julio al presentar prácticamente todos los estos del territorio mexicano con algún grado de sequía.

A pesar de que en las últimas semanas se han presentado tormentas fuertes, granizadas, inundaciones y demás efectos negativos, los acumulados registrados son muy inferiores a la climatología, es decir, lo que debería llover normalmente durante el primer semestre del año. Todo esto ya afecta al sector agropecuario, donde varios cultivos se retrasaron o simplemente no han podido producirse, asimismo en cuestiones de salud, se han incrementado los problemas estomacales y la propagación del dengue en estados del sureste del territorio mexicano.

Si bien gran parte del país como se mencionó presenta algún grado de sequía, los estados de Durango, Sinaloa, Nayarit, Jalisco, San Luis Potosí, Querétaro, Hidalgo, Tamaulipas, Veracruz, Oaxaca, Michoacán, Guerrero, Tabasco, Chiapas y Quintana Roo presentan intensidad severa, siendo aún peor al oriente de San Luis Potosí, sur de Veracruz límites con Oaxaca, centro de Tabasco y extremo oriente de Chiapas la sequía es extrema a excepcional.

Estas últimas entidades presentan probabilidades de tener escasez de agua en próximos meses, así como mayor pérdida en los cultivos de temporada. No obstante, hay dos situaciones, la primera es que sí habrá algunas lluvias (no serán nulas) que mantengan el suelo y vegetación viva, y la segunda es que el pronóstico a largo plazo indica incremento de lluvias y tormentas en la mayor parte del país que a continuación se dará más detalles.

Monitor de Sequía, México.
Hasta el 31 de julio, todos los estados del país presentaba algún grado de sequía, especialmente el oriente-sureste. Fuente SMN.

Posibles escenarios en próximas semanas

Actualmente, el fenómeno climático de “El Niño-Oscilación del Sur” en su fase cálida ha finalizado y hemos pasado a una fase Neutra debido al enfriamiento de las aguas superficiales del Pacífico ecuatorial en acoplamiento con la atmósfera, favoreciendo que los patrones de circulación cambien y puedan ser óptimos para el incremento de nubosidad y tormentas, además de probable desarrollo de ciclones tropicales a finales de agosto y durante septiembre.

Hasta el momento, el modelo CFSv2 mantiene un incremento en la cantidad y extensión de lluvias los últimos días de agosto y durante septiembre sobre el norte, occidente, centro-sur y partes del noreste mexicano con valores superiores a 100-200 mm de lo normal que podría resultar muy benéfico para dichas regiones. Por su parte, el ambiente podría seguir siendo mayormente caluroso con sensaciones térmicas en porciones costeras mayores a 40 o 45°C pero que, por efecto de las posibles lluvias, momentáneamente la intensidad del calor disminuye.

De cumplirse el incremento, podría ayudar a disminuir la extensión y grado de sequía en nuestro país. Por todo lo anterior se recomienda estar al pendiente de las actualizaciones y realizar medidas preventivas ante el calor y condiciones secas, cuidando su salud y el agua, vital líquido para el ser humano. Nuestros amigos que se dedican al campo, deben extremar precauciones y realizar medidas preventivas ante esta escasez.

Publicidad