meteored.mx

Cambio climático: libélulas obligadas a desplazarse hacia el norte

Debido al aumento de las temperaturas, las libélulas se dirigen hacia el norte a través de Gran Bretaña.

Migración de libélula
Entre las especies de libélulas que migran hacia el norte a través de Gran Bretaña se encuentra esta especie de libélula: el dardo rojo

Este fenómeno del movimiento de las libélulas es un indicador de las consecuencias del calentamiento global según los expertos de la British Dragonfly Society. Descubrieron que las libélulas se mueven hacia el norte hacia Irlanda y Escocia. Desde 1970, alrededor del 10% de las especies de libélulas han disminuido, mientras que el 40% de ellas han aumentado. Los investigadores están preocupados por la pérdida de poblaciones de insectos debido a la contaminación y la pérdida de su hábitat.

46 especies de libélulas migran hacia el norte

La oficial de conservación Eleanor Colver admite que, si bien sus datos pueden ayudar a determinar el paradero de las libélulas, no pueden determinar su número y si han aumentado en los últimos años. Son varios los factores que afectan la buena salud de estos insectos voladores y en particular el uso de pesticidas porque reducen considerablemente sus presas.

Ella explica: "Factores como el uso de pesticidas, la contaminación del agua y la pérdida de hábitat continúan amenazando la salud de las poblaciones de libélulas en los rangos existentes de la especie". Entre las especies que migran se encuentran la libélula emperador, el buhonero migrante, el dardo rojo, el skimmer de cola negra y el caballito del diablo de ojos rojos. Por el contrario, el número de algunas especies de libélulas de las tierras altas y del norte está disminuyendo, incluidos el buhonero y el dardo negro.

Los científicos establecen el vínculo con la desaparición de las turberas y con la sequía extrema. La destrucción de su hábitat los hace huir hacia el norte o disminuye su población. En el informe State of Dragonflies 2021, los investigadores contaron un total de 46 especies de libélulas que migran hacia el norte a través de Gran Bretaña e Irlanda.

Échale la culpa al cambio climático

"El aumento de muchas, si no todas, las especies se puede atribuir a una combinación de calentamiento global y hábitats de humedales, incluido el aumento en el número de estanques, lagos, pozos de grava y embalses en las últimas décadas", dice Dave Smallshire, co -editor del informe.

"El mensaje abrumador es que el cambio climático global, y en el caso de Gran Bretaña e Irlanda, es probable que un calentamiento global significativo haya tenido un efecto importante en muchos de estos cambios", continúa el co-editor. Los científicos están cada vez más preocupados por la disminución de poblaciones de insectos.

En 2019, un estudio científico de la cantidad de insectos indicó que el 40% de las especies estaban experimentando "tasas de disminución dramática" en todo el mundo. Las abejas, las hormigas y los escarabajos desaparecían ocho veces más rápido que los mamíferos, las aves o los reptiles, mientras que otras especies, como las moscas domésticas y las cucarachas, probablemente prosperarían.