meteored.mx

Evento de "Norte", fenómeno meteorológico recurrente en invierno y otoño

La ubicación geográfica de México permite que sea afectado todos los años por sistemas frontales, esto es debido a la incursión de aire frío proveniente del Polo Norte que ocurre en época otoñal e invernal.

Imagen de referencia que muestra la presencia de fuertes vientos, (diario tn8.tv).

Un frente genera variaciones de presión atmosférica, temperatura y humedad, se origina cuando tenemos la presencia de dos masas de aire con diferentes propiedades físicas; algunos de los cambios en el estado del tiempo que se producen con el paso de un sistema frontal son marcados descensos en la temperatura, aceleración del viento y precipitaciones constantes que suelen ser menudas y continuas.

Si una masa de aire frío desplaza a una masa de aire cálido da origen a un frente frío; durante la época invernal las masas de aire polar refuerzan significativamente la presencia y duración de estos tipos de frente; la circulación anticiclónica (alta presión) asociada a un frente frío puede ocasionar en el golfo de México, vientos arrachados que van de norte a sur y que superen los 20 km/h, a esta condición se le conoce como evento de "Norte", la permanencia de este fenómeno puede durar de un día a día y medio.

En el sur del territorio mexicano al "Evento de norte" se le ha conocido como 'chocolatero' (Huschke, 1959), haciendo alusión un "Evento de norte" moderado en el Golfo de México; el término 'tehuano' o 'tehuantepecano' alude al viento que sopla intensamente sobre el Golfo de Tehuantepec, como resultado de un "Norte" en el Istmo de Tehuantepec, Oaxaca (Trasviña et al., 1995).

En las costas de Nicaragua y Guatemala se le denomina 'papagayo', por los efectos de viento en el golfo del Papagayo. En el este de Honduras se le llama 'atemporalado' (Lessman, 1964) que se refiere a un lluvia ligera persistente después del paso de un frente frío. En Venezuela el evento de "Norte" es un evento relacionado con la llegada del invierno de las chicharras (Goldbrunner, 1963).

El anemómetro es un aparato meteorológico utilizado para medir la velocidad del viento.

El golfo de México es la región donde ocurre de forma recurrente el evento de "Norte", en esta se realizan actividades como pesca y la extracción de petróleo, incluyendo la incursión de buques de carga en el puerto Veracruz para el ingreso de mercancía de exportación e importación, barcos turísticos, navíos de SEMAR, etc., por ello es de suma importancia saber un pronóstico adecuado sobre los sucesos meteorológicos que ocurren en la región.

Ante la ocurrencia de un "Evento de norte" los puertos son cerrados a la navegación para evitar poner en riesgo a sus tripulaciones; oleaje elevado, marejadas consistentes, fuertes precipitaciones y vientos en extremo intensos, afectan las actividades humanas diarias y por ende la economía del país.

Historia de los primeros registros de evento de "Norte"

Las primeras aportaciones sobre el tema evento de Norte fueron realizadas por Redfield en 1844 (Chapel, 1927) para Centroamérica y el oeste del Caribe y Cuba; y por Frankenfield (1917) en costas de México.

Clasificación de evento de Norte

El Servicio Meteorológico Nacional mexicano, cuenta con con clasificación oficial del evento de “Norte” en cinco categorías.

  1. Débiles, que van de los 20 a 38 km/h.
  2. Moderados, que van de los 39 a 61 km/h.
  3. Fuertes, que van de los 62 a 88 km/h.
  4. Intensos, que van de los 89 a 117 km/h.
  5. Severos, que van de los > 118 km/h.