La borrasca Elsa ha causado severos problemas en Europa

Elsa ha dejado dos muertos en España a consecuencia de las fuertes precipitaciones y los intensos vientos registrados.

Omar Payan Quinto Omar Payan Quinto 21 Dic 2019 - 04:21 UTC
Importantes lluvias y severos vientos se han presentado en España. Imagen tomada de elpais.com

Conforme a la información disponible, Elsa es una borrasca poco habitual que cubre toda la Península Ibérica con fuertes vientos superiores a 100 kilómetros por hora. De acuerdo a los pronósticos y a los datos que han emitido las autoridades, se espera que también se registren intensas precipitaciones, al menos hasta el próximo domingo 22 de diciembre.

Esta borrasca mantiene bajo alerta desde el pasado miércoles 18 de diciembre a toda la Península, pues los vientos más intensos que se han medido han alcanzado 120 kilómetros por hora, provocando cancelaciones de vuelos en Galicia, e inundaciones en Huelva y Ávila. Se pronosticó que este evento meteorológico domine sobre toda España hasta el próximo domingo, salvo las Islas Canarias.

El portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología, Rubén del Campo, explicó que esta condición es poco habitual. Desde el pasado miércoles, se han emitido avisos por vientos superiores a 80 y 100 kilómetros por hora, particularmente al oeste de esta nación europea. Se enfatizó que, aunque el viento sería generalizado, podrían darse rachas “huracanadas” de 120 kilómetros por hora en zonas montañosas.

El pronóstico meteorológico señala que se esperan lluvias intensas, ya que existe un fuerte flujo de aire húmedo proveniente del Océano Atlántico. El pasado 19 de diciembre, se emitió aviso en 23 provincias. Se pronostican acumulados de lluvia iguales o superiores a 50 milímetros en zonas del Pirineo, Meseta Norte, centro y sur peninsular; hacia Galicia, Sistema Central y Montes de Toledo acumulados de lluvia iguales o superiores a 90 milímetros.

El mal tiempo también se espera sobre el mar

El temporal estará ocasionando mal tiempo también sobre el mar, conforme al pronóstico meteorológico que se ha generado. Las aguas costeras, particularmente en Galicia y el Golfo de Cádiz se verán afectadas, pues el oleaje esperado tendrá una altura significativa que pudiera alcanzar entre 5 y 6 metros.

Una borrasca es el término empleado para una zona de baja presión en donde la presión atmosférica es más baja que la del aire circundante. Habitualmente está asociada a fuertes vientos y puede generar abundantes precipitaciones. En un mapa meteorológico, son fácilmente identificables pues se les identifica con una letra B (mayúscula), en color rojo.

Publicidad