Características de las circulaciones anticiclónicas

Los anticiclones son parte importante de la circulación atmosférica que influye en el tiempo meteorológico sobre nuestro país. En este artículo te explicamos cómo funcionan y cuales son sus características.

Juan Antonio Palma Juan Antonio Palma 08 Feb 2019 - 02:27 UTC
Anticiclón
Los anticiclones están asociados a tiempo estable.

Desde hace días una extensa circulación anticiclónica está dominando la zona centro, sur y sureste del país, bloqueando la llegada de frentes fríos y manteniendo condiciones de tiempo más estable. Al parecer, este patrón continuará en el transcurso del mes.

Un anticiclón o sistema de alta presión, es una circulación de vientos a favor de las manecillas del reloj en la que generalmente se establecen condiciones de tiempo estable. Esto es principalmente porque el aire es más denso y con una mayor presión atmosférica, que tiende a descender, a lo que también llamamos subsidencia.

Este descenso de aire crea un calentamiento por compresión, lo cual calienta y seca la atmósfera, suprimiendo la formación de nubes de tormenta, que a su vez, aumenta la temperatura por haber mayor cantidad de luz solar. Existen dos tipos de anticiclones o sistemas de alta presión.

500mb
El modelo europeo muestra dominio anticiclónico (colores más rojos) en los próximos días sobre nuestro país.

Tipos de anticiclones

Anticiclón dinámico (cálido): Contiene aire caliente en su columna central debido al efecto de calentamiento por descenso de aire y compresión. Esto hace que la alta presión se intensifique hasta niveles superiores. El aire en niveles superiores del anticiclón converge y desciende, y una vez que llega a la superficie diverge en todas direcciones.

Estos anticiclones están relacionados con días calurosos y secos, mismos que generan ondas cálidas duraderas, principalmente en la primavera. En ocasiones agravan la situación de sequía en algunas regiones.

Anticiclón térmico (frío): Tiene en su columna central aire frío. Aproximadamente a 3,000 metros de altura la presión comienza a disminuir generando bajas presiones que se intensifican con la altura. El aire desciende cerca de la superficie por ser más frío, y contrariamente asciende en niveles medios y altos de la atmósfera por efecto de vaguadas y chorros polares. Se pueden producir algunas precipitaciones que caen dentro de la alta fría de superficie.

Están asociados con la masas de aire que acompañan a los frentes fríos. Traen tiempo estable y frío. En ocasiones, una vez que la alta presión modifica sus características, se convierte en un anticiclón dinámico. Al parecer el sureste y sur del país seguirá bajo el dominio de un anticiclón dinámico en el transcurso de los próximos días, lo cual traerá condiciones más calurosas de lo normal en esas zonas, así como aparente disminución de las precipitaciones.

Publicidad