meteored.mx

Ondas tropicales, protagonistas de la temporada de lluvias en México

Uno de los principales proveedores de lluvia en México en la temporada de verano, son las ondas tropicales. Incluso en ocasions engendran ciclones.

Ondas tropicales
Las ondas tropicales en ocasiones generan la formacion de ciclones.

En los próximos días, se prevé que sigan llegando ondas tropicales a nustro país, las cuales continuarán favoreciendo precipitaciones importantes. Las ondas tropicales son un fenómeno común en la temporada de lluvias y son las principales provedoras de precipitación para nuestro país en estas épocas del año.

Se espera que hasta cuando mucho el mes de noviembre siga el trafico de ondas tropicales sobre la República Mexicana, ademas del Caribe y la mayor parta de Centroamerica. En ocasiones traen a la zona lluvias y tormentas eléctricas que llegan a ser torrenciales, además de que pueden engendrar ciclones tropicales sobre el océano Pacífico, Atlántico y mar Caribe.

Una onda tropical es similar a una vaguada o máxima curvatura ciclónica de los vientos alisios que viajan desde África sobre el Atlántico y Caribe. En ocasiones se pueden asociar o ser inducidas por vaguadas en niveles superiores de la tropósfera, así como la extensión hacia el ecuador de una vaguada de latitudes medias.

La longitud de una onda tropical puede abarcar entre 1500 y 3000 km, y su mayor intensidad y curvatura ciclonica se establece entre los 1500 y 3000 metros de altura. Por lo general se desplazan hacia el oeste a una velocidad de entre 15 y 30 km/h.

Teoría y estudio de las ondas tropicales

El primer modelo que se presentó sobre ondas tropicales es el modelo "clásico", o de las ondas del este de Riehl. Desde el año 1945, Riehl y sus colaboradores usó datos de la tropósfera superior en el Caribe para analizar la tendencia de la presión atmosférica a medida que cruzaban el Atlántico occidental y el Caribe para el verano. Descubrió que estas variaciones, venían acompañadas de oscilaciones similares a ondas que se movían hacia el oeste dentro de la corriente de los vientos alisios.

Otro modelo de estudio fue el de "V" invertida de Frank, mismo que se basa en el trabajo realizado por Neil Frank en la década de los 60. Utilizó imágenes de satélite para estudiar la nubosidad de sistemas de tormentas del Atlántico, y descubrió que la nubosidad asociada con algunos de estos sistemas estaba organizada en bandas de acuerdo con un patrón parecido a una serie de letras "V" invertidas.

Finalmente, el modelo más reciente y usado es el de Burpee en 1971, documentando en sus estudios que la inestabilidad en la corriente en chorro oriental de bajo nivel de África generaba estas ondas. Dicha corriente de bajo nivel surge por una diferencia de temperatura en la baja troposfera sobre las partes centrales y occidentales del norte de África, principalmente entre las altas temperaturas del Sahara que contrasta con las temperaturas más frescas en la costa del golfo de Guinea.