meteored.mx

Reflexiones tras el paso de Hanna por México

¿Qué podemos aprender tras el paso de Hanna por México?. En vísperas de una temporada ciclónica activa y el coronavirus resulta primordial comenzar a prepararnos para el siguiente evento meteorológico.

Tamaulipas, Coahuila y Nuevo León son los estados que más reportan daños tras el paso de Hanna. Fotografía: CENAPRED
Tamaulipas, Coahuila y Nuevo León son los estados que más reportan daños tras el paso de Hanna. Fotografía: CENAPRED

Esta mañana en conferencia de prensa, David León Romero, coordinador nacional de protección civil (CNPC) informó sobre los daños totales asociados al ciclón tropical Hanna, entre los cuales se reportan 54 colonias afectadas, 5 cauces desbordados, un hospital afectado, 87 personas rescatadas, 769 personas evacuadas, 4 personas desaparecidas y el lamentable deceso de 3 personas.

También explicó que desde el 20 de abril, la CNPC había avisado a las autoridades locales del noreste del país respecto a la probabilidad de adversidades ante un evento meteorológico. Sin embargo, de acuerdo al twitter de la institución la primera reunión se dio el día 23 de abril cuando Hanna era depresión tropical 8, cuando también se activó el Sistema de Alerta Temprana por Ciclones Tropicales (SIAT-CT). Por lo que se infieren reuniones internas con la coordinación entre entes a nivel local para la atención de la emergencia.

¿Se pueden atribuir culpas?

En estas situaciones lo más fácil es señalar a los diferentes niveles de gobierno, sin embargo, pensando en el fortalecimiento urgente del conocimiento del riesgo en México esto no puede ser así. En una primera instancia como se mencionó en la conferencia matutina, la mayoría de las personas rescatadas fueron actos imprudenciales al tratar de transitar en los momentos donde las inundaciones urbanas ya eran inminentes y la lluvia intensa continuaba presente.

Por lo que se hace referencia a que como individuos aún seguimos sin tomar las mejores decisiones en situaciones de peligro. Ante esto una estrategia de identificación y comunicación del riesgo a la población es urgente, incluyendo información sobre como el mal manejo de residuos puede potencializar las inundaciones.

Por otra parte, es evidente la necesidad de hacer una actualización del SIAT-CT, si bien a inicios de los 2000 fue un instrumento innovador que apoyó en la preparación ante un sistema meteorológico tropical, en nuestros días no está adaptado a los cambios territoriales e institucionales que ha tenido el país en los últimos casi 20 años, además de no considerar otros fenómenos de tiempo severo adicionales a los ciclones tropicales.

Esto significa que si no se ha formado una depresión tropical no se activará ninguna alerta, a pesar de que fenómenos como disturbios tropicales o potenciales de ciclón tropical puedan causar lluvias importantes en el territorio nacional.

Emergencia sanitaria y escenario de fenómeno de La Niña

El equipo de Meteored ha informado que en años análogos de una fase neutra con tendencia a La Niña, las precipitaciones pueden estar por arriba de lo normal a finales de la temporada de ciclones tropicales, además de que se observa una mayor incidencia de estos en la zona del Golfo de México.

Por lo anterior, en lo que resta del año escenarios como el de Hanna pueden repetirse. Ante esto la recomendación es identificar las zonas propensas a inundación y generar planes de emergencia transversales a la emergencia por coronavirus, especialmente en instalaciones vitales como lo son hospitales.

Finalmente, te recomendamos mantenerte informado de los pronósticos meteorológicos emitidos por Meteored, así como dar el mantenimiento necesario a nuestras casas, con la finalidad de evitar estar en situaciones de doble riesgo.