La estrella Betelgeuse al hacer explosión podría iluminar la Tierra

El astro nombrado como la “gigante roja” y que forma parte de la famosa constelación de Orión y se encuentra en su punto de menor brillo observado en años. De producirse una Supernova, un impresionante espectáculo de luces podría observarse en nuestro cielo por un tiempo.

Christian Garavaglia Christian Garavaglia Úrsula Pamela García 23 Ene 2020 - 23:51 UTC
Betelgeuse Orión Supernova Astronomía
Betelgeuse, la estrella más conocidas del cielo en nuestro planeta, podría explotar de un momento a otro.

Un grupo de Investigadores de la Universidad de Villanov, en Filadelfia, Estados Unidos, concluyeron que una de los astros más famosos en nuestro firmamento podría llegar a explotar de un momento a otro, un fenómeno conocido como Supernova, acción que or supuesto liberaría un gran cantidad de energía.

La estrella o astro Betelgeuse forma parte de la constelación de Orión, uno de los patrones más reconocibles en el cielo alrededor de nuestro planeta, marcando su posición el hombro derecho del cazador. Alguna vez ha sido la novena estrella más brillante en el cielo, pero actualmente descendió al puesto 23 de este ranking.

El reconocido astrónomo Ed Guinan, fue el autor principal del artículo del 8 de diciembre pasado titulado “The Fainting of the Nearby Red Supergiant Betelgeuse“, que traducido significa "El desmayo del Betelgeuse, el supergigante rojo cercano".

Guinan, le dijo a la cadena CNN que Betelgeuse ha estado disminuyendo su brillo bruscamente desde octubre, y ahora es aproximadamente 2,5 veces más débil de lo habitual. En el último medio siglo, la estrella nunca se ha atenuado tan agresivamente, y eso podría significar que estamos al borde de algo extraordinario.

La variación en esta estrella

Betelgeuse es una estrella variable, lo que significa que es normal que se atenúe y se ilumine regularmente en ciclos. Hace milenios, los aborígenes australianos percibieron la fluctuación de la luminosidad de la estrella y el astrónomo británico John Herschel documentó el fenómeno en 1836.

Este astro ha estado en un período de atenuación normal en los últimos meses, pero se aceleró drásticamente en comparación con los últimos años. Guinan sospecha que Betelgeuse está mucho más oscurecida ahora porque dos de sus ciclos han superpuesto su punto de brillo mínimo. En esencia, la estrella está acercándose a sus puntos más tenues en sus ciclos de seis años y 425 días, una intersección que hace que las fluctuaciones normales de la estrella parezcan mucho más notorias.

El análisis de más de 25 años de datos previos, permitió al astrónomo estimar que la estrella seguirá apagándose durante un par de semanas más y que empezará a encenderse de forma gradual. Pero, “si su brillo sigue atenuándose, entonces la suerte está echada”, afirma.

Efectos sobre nuestro planeta

Los últimos estudios sugieren que la estrella explotará dentro del próximo millón de años, quizá dentro de 100 000 años. Por otro lado, quizá Betelgeuse ha explotado ya y aún no lo hemos visto.

Betelgeuse es parte de Orión
La estrella Betelgeuse forma parte de la constelación de Orión, y supo ser la novena estrella más brillante.

La luz de esta estrella tarda unos 600 años en alcanzarnos, lo que significa que estamos observando la estrella tal y como era hace 600 años. Si vemos que se detona en nuestro cielo a corto plazo, eso significaría que la estrella habría explotado durante la Edad Media y que la luz de la detonación acaba de llegar a la Tierra.

De suceder, implicaría un impresionante espectáculo de luces: de su rojo intenso pasaría a tener cuatro o cinco meses de azul penetrante, y luego tardaría hasta un año en desvanecerse en el espacio. Betelgeuse se encuentra cerca en términos astronómicos, pero no tanto como para que la explosión afecte a la vida en la Tierra. Los astrónomos calculan que tendrían que pasar unos seis millones de años para que la onda expansiva y cualquier desecho frío y difuso alcancen nuestro sistema solar.

Publicidad