Ola de calor en México este fin de semana

Después de lluvias, descenso térmico y evento “Norte” severo causado por el frente frío no. 36 y aire polar que lo impulsó, se espera que en los próximos 5 días las temperaturas se incrementen de forma significativa, ocasionando una “Ola de calor”.

José Martín Cortés José Martín Cortés 13 Feb 2019 - 15:46 UTC
Ola de calor
Ambiente muy caluroso y seco dominará la mayor parte de México entre el 14 y 18 de febrero.

El paso del frente frío no. 36 sobre el oriente y sureste de nuestro país, ayer martes 12 de febrero, ocasionó precipitaciones fuertes especialmente en la Península de Yucatán, donde además se combinó con otros sistemas para generar lluvias torrenciales con acumulados superiores a 200 mm. El aire frío y cambio de presión atmosférica generaron un descenso térmico en estados del noreste, oriente, centro y sureste, acompañado de viento fuerte el cual, sobre el Golfo de México, alcanzó los 120 km/h en el puerto de Veracruz.

Ahora, las condiciones serán totalmente opuestas. Un anticiclón en niveles medios de la atmósfera extendido desde el Pacífico y cruzando México hasta Florida, favorecerá escasa nubosidad y rápido aumento de los valores térmicos desde este jueves 14 de febrero hasta el lunes 18, además de viento cálido de dirección sur que apoyará aun más al incremento térmico.

Debido a que se esperan temperaturas por arriba de lo normal tanto en los valores mínimos (amanecer) como en los máximos (tarde) y su duración será de al menos 4 días, cumple con las características básicas para considerarse como una “Ola de calor”, la cual afectará al territorio nacional, excepto estados del noroeste. Por esto se pide a la población estar al pendiente de actualizaciones y protegerse del sol, así como hidratarse adecuadamente.

Pronóstico de temperaturas

Sobre los estados de Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Durango, Sinaloa, Nayarit, Jalisco, Michoacán, Guerrero, Morelos, Veracruz, Oaxaca, Chiapas, Tabasco, Yucatán, Campeche, Quintana Roo y Huasteca de San Luis Potosí, Querétaro, Hidalgo, Puebla y Veracruz se esperan máximas de 35-40°C en este periodo, siendo probable que en algunos municipios superen este rango. En zonas costeras, las sensaciones térmicas rondarían de 40-45°C, sin descartar mayores.

Por su parte, Chihuahua, Zacatecas, Guanajuato, Querétaro, San Luis Potosí, Aguascalientes, Hidalgo, Estado de México, Ciudad de México, Puebla, Tlaxcala, Michoacán y Oaxaca en sus regiones del altiplano, se estiman máximas de 25-35°C en promedio, que debido a la poca humedad en el ambiente y el viento que puede alcanzar rachas de 40-65 km/h por las tardes, las sensaciones térmicas pueden ser menores, no obstante, el calor se estará sintiendo.

Asimismo se prevé que hacia el fin de semana el mismo calor, el relieve y humedad de ambos litorales puedan desarrollar tormentas por la tarde-noche acompañadas de granizadas y viento arrachado, lo cual es típico de los días calurosos entre febrero y marzo, previo a la temporada de lluvias. Además, la combinación del calor, viento y poca humedad puede desarrollar incendios forestales y de pastizales.

Por otro lado, ajeno a este periodo caluroso, Baja California y Sonora se verán afectados este jueves y viernes por un importante flujo de humedad procedente del Pacífico y un nuevo sistema frontal ocasionando lluvias muy fuertes a torrenciales con acumulados en promedio de 20-50 mm en el centro-norte de Baja California y noroeste de Sonora, y puntuales de 100-200 mm en municipios de Playas de Rosarito, Tijuana, Tecate y norte de Ensenada.

Son probables efectos negativos de inundaciones repentinas, fuertes corrientes de agua en calles/avenidas que podrían ocasionar el arrastre de objetos y/o personas, además de caída de árboles y ramas por viento fuerte que supere los 60 km/h. Las temperaturas descenderán en dichos estados, esperándose ambiente fresco a frío con posibles nevadas en zonas de montaña.

Publicidad