meteored.mx

Compañías petroleras dañan el Amazonas durante la pandemia

Aun cuando pequeñas empresas son obligadas a cerrar debido a la pandemia originada por el Coronavirus, sucede lo contrario con las compañías petroleras quienes aprovechan la crisis económica para perforar, comprar y explotar reservas naturales en el Continente Americano.

Mancha de Petróleo
Manchas de petróleo en la Amazonia de Ecuador, donde se ha reportado fuerte contaminación desde abril de este año.

Lo que ocurre actualmente con la Selva del Amazonas, uno de los pulmones más grandes de nuestro planeta es una calamidad que debe involucrarnos a todos. Fugas de petróleo crudo que salen de tuberías y oleoductos de compañías de extracción contaminan ríos utilizados para el agua potable, perjudicando a personas y a la vida silvestre de la región.

Grupos étnicos y líderes indígenas a través de un reportaje internacional, piden ayuda para detener a las compañías petroleras que perforan con total abuso las áreas vulnerables de la Amazonía, y es que debido a que la atención social está concentrada en la pandemia generada por el Coronavirus, dichas empresas erosionan sin vigilancia alguna el suelo selvático.

El pasado 22 de mayo Día Internacional de la Biodiversidad, medios noticiosos internacionales entre ellos Reuters y Al Jazeera News, dieron a conocer un video con un contundente mensaje pidiendo ayuda para proteger la Selva Amazónica de las compañías petroleras.

"Hemos cuidado esta bella selva tropical toda nuestra vida y ahora invitamos a todos a compartir nuestra visión", dijo a Reuters Televisión Domingo Peas, un líder de la nación Achuar de Ecuador. "Necesitamos encontrar una nueva ruta, post-petróleo, para el desarrollo económico, para el bienestar de toda la humanidad, no solo de los pueblos indígenas".

Consecuencias nocivas en el medio ambiente

Pareciera que no es daño suficiente los episodios incendiarios que sufre dicha selva. Es fácil deducir que con actos impunes de contaminación y sobreexplotación de recursos naturales, se está destruyendo a uno de los escudos naturales contra los efectos dañinos del cambio climático.

Las comunidades indígenas que viven en los interiores de la selva han notado cambios drásticos en el deterioro del ecosistema de la región. Se dice que Ecuador y Perú podrían perder la mitad de la selva, área repleta de vida silvestre. Hábitats de jaguares, delfines rosados de río, anacondas, monos aulladores y miles especies más, zonas que son vistas como parte integral de la salud de la selva tropical más grande del mundo.

Mientras científicos del medio ambiente, temen que el ecosistema se este dañando tanto, que podría pasar de absorber el dióxido de carbono a ser un emisor importante de gases de efecto invernadero.

Líderes indígenas comentan que con los incendios masivos y la deforestación desenfrenada que se está viviendo en Brasil, la preservación de los bosques vírgenes en partes remotas de Perú y Ecuador pueden ser la únicas en ofrecer una oportunidad para sobrevivencia del bioma más amplio del mundo.

sobreexplotación del suelo Amazonico
Las comunidades indígenas de la Amazonía enfrentan, además de la propagación de la pandemia de COVID-19, afectaciones por derrame petrolero y deforestación.

El Coronavirus frena causas ambientales

No solo el Amazonas sufre el abuso de grandes compañías, proyectos que dañan el medio ambiente continúan adelante principalmente en el Continente Americano. Con la crisis económica, el sector industrial aprovecha ejecutando compras de acaparamiento de terreno vulnerable y afectando áreas de reserva natural.

Las comunidades temen que el dolor causado por la pandemia pueda alentar a los políticos a perseguir una expansión masiva de la industria petrolera a través de empresas estatales que dominan el sector en Ecuador y Perú.