meteored.mx

Derrame de combustible en el Ártico causa estado de emergencia

A comienzo del mes de junio alrededor de 20,000 toneladas de Diesel salieron de tuberías y un tanque de reserva de una zona industrial en la ciudad de Norilsk, Siberia en Rusia. Grupos ambientalistas de todo el mundo dicen que es un foco de contaminación catastrófico para esa región.

Derrame de combustible Siberia, Rusia
La revelación de reportes previos dice que la filtración de combustible tuvo lugar desde el 29 de mayo en el distrito de Kayerkan.

Una declaración de la compañía Norilsk Nickel, que opera el sitio, argumenta que el derrame de Diesel fue causado, por el colapso del permahielo (suelo congelado, permafrost). Pasaron varios días y fueron los habitantes del lugar, quienes pese a la cuarentena por la pandemia del Coronavirus, notaron la fuga compartiendo imágenes de lo que llamaron un 'río de combustible' en diferentes espacios en redes sociales.

Ante ello las autoridades de la región declararon estado de emergencia en Norilsk, la renombrada capital de níquel de Rusia. La industria responsable argumenta que el combustible se almacenó allí para garantizar el suministro continuo a la planta de energía en caso de una interrupción en el suministro de gas.

"Debido al hundimiento repentino de los soportes que sirvieron durante más de 30 años sin problemas, el tanque de almacenamiento de combustible diesel se dañó, lo que resultó en una fuga de combustible", dijo un comunicado de Norilsk Nickel, el productor mundial de paladio y níquel de Rusia.

Los daños al ecosistema ambiental son irreversibles debido a la extensión del combustible, contaminado muchos de los cuerpos de agua de la región. El río Ambarnaya, de 60 km de longitud, desemboca en el lago Pyasino; El río Pyasina desemboca en este lago hacia el mar de Kara, que forma parte del Océano Ártico.

Pronunciación de grupos ambientalistas

Defensores del medio ambiente describieron el daño como "catastrófico", debido a la concentración de contaminantes en las aguas cercanas. Representantes de la agencia ambiental rusa Rosprirodnadzor afirmna que esta situación no es la única y la primera vez que pasa en la región.

Por otro lado, miembros del Servicio de Rescate Marino del Ártico, llevan trabajando en contener el derrame ya más de diez días. Varios de los argumentos en contra de este terrible acontecimiento son referidos a la respuesta tardía de las autoridades locales, que dicen haberse enterado del derrame en redes sociales.

Ríos contaminados al norte de Rusia, Siberia
Greenpeace, dice que el daño del derrame podría tomar hasta 10 años en limpiarse por completo, debido a la toxicidad del combustible.

"El incidente tuvo consecuencias catastróficas y veremos las repercusiones en los próximos años", dijo en un comunicado Sergey Verkhovets, coordinador de proyectos árticos de la sucursal rusa de WWF. "Estamos hablando de peces muertos, plumaje contaminado de pájaros y animales envenenados".

Está no es la primera vez que Norilsk Nickel ha estado involucrado en un derrame ambiental, en 2016 el desbordamiento de un reservorio de desechos contaminantes llevó al río Daldykan a ponerse rojo intenso.

La compañía señala al cambio climático como responsable

Cabe mencionar que Norilsk, ya es uno de los lugares más contaminados del mundo y la ciudad más sucia de Rusia, debido a la cantidad de fábricas ubicadas allí. Estudios de la NASA y ESA, basados en datos satelitales indican que esta ciudad encabeza la lista de la peor contaminación de dióxido de azufre, gas expulsando sobre la tundra ártica todos los años.

Río Ambarnaya, Siberia, severamente contaminado
Habitantes de la región piden sanciones severas en contra de la industria de níquel por el descuido en el derrame de Diesel en los ríos de la región Ártica.

La empresa matriz de la compañía Nornickel, dijo que la base del tanque de almacenamiento posiblemente se hundió debido al deshielo del permafrost, destacando los peligros que las temperaturas cada vez más cálidas representan para las infraestructuras en el Ártico.

"En este momento podemos suponer que debido a las temperaturas anormalmente suaves del verano registradas en los últimos años, el permafrost podría haberse derretido y los pilares debajo de la plataforma podrían haberse hundido", dijo Sergey Dyachenko, jefe de operaciones de Nornickel, a los periódicos locales.

El Ministerio de Recursos Naturales y Medio Ambiente de Rusia, dice que las variaciones del clima en la región han permitido que el Círculo Polar Ártico en Siberia, registre temperaturas más altas de lo normal para este 2020. Durante los primeros cuatro meses del año, la región ha visto temperaturas de más de 4 grados Celsius por encima de lo normal en promedio.