meteored.mx

El caudal de los ríos influenciado por el cambio climático

En otras emisiones hemos hablado de las consecuencias visibles originadas en el medio ambiente debido a diversos efectos del cambio climático, en esta ocasión te contaremos sobre un nuevo estudio que muestra cómo está afectando el equilibrio hídrico de la Tierra.

Ríos
El caudal de los ríos ha cambiado significativamente en todo el mundo en las últimas décadas

El cambio climático está afectando el equilibrio hídrico de nuestro planeta, dependiendo de la región y la época del año, sus efectos puede influir en la cantidad de agua en los ríos, lo que podría provocar más inundaciones o sequía. Por lo tanto, estudiar más sobre el caudal de los ríos nos permite entender cómo los recursos hídricos disponibles para los seres humanos y el medio ambiente están cambiando.

Asimismo, la cantidad de agua disponible también depende de otros factores, como las intervenciones directas como la gestión del agua y la tierra; por ejemplo, el agua se desvía para riego o se regula a través de embalses, cuando se talan los bosques y se cultivan monocultivos en su lugar, esto como consecuencia tiene un impacto en los caudales de los ríos.

Hasta ahora no se había investigado cómo ha cambiado el caudal de un río en todo el mundo y también no se había aclarado si los cambios visibles a nivel mundial son atribuibles a intervenciones directas en el ciclo del agua y en el uso de suelo, o bien al cambio climático.

Por ello recientemente, un equipo de investigación internacional dirigido por ETH en Zurich, Suiza, publicó un estudio que demuestra que el caudal de los ríos cambió sistemáticamente en las últimas décadas. Después de analizar datos de 7,250 estaciones de medición en todo el mundo, se revelaron patrones complejos donde algunas regiones se habían vuelto más secas, mientras que en otras partes el volumen de el agua había aumentado.

El estudio

Los investigadores llevaron a cabo varias simulaciones por computadora, utilizando modelos hidrológicos globales alimentados con datos climáticos observados del período estudiado 1971 a 2010. Esto arrojó que algunas regiones como el Mediterráneo y el noreste de Brasil se habían vuelto más secas, mientras que en países como Escandinavia la cantidad de agua había incrementado.

"Esto significa que las condiciones climáticas pueden explicar las tendencias observadas en los volúmenes de flujo", dice Lukas Gudmundsson, autor principal del estudio del Instituto de Ciencias Atmosféricas y Climáticas en Zurich (ETH). Los investigadores no consideraron los datos de regiones subcontinentales más grandes para el análisis, y esto fue lo que permitió identificar la influencia del cambio climático.

En un segundo procedimiento, los investigadores incluyeron el manejo social del agua y el uso de suelo en sus simulaciones para estudiar la influencia de estos factores. Sin embargo, esto no afectó el resultado. "Los cambios en la gestión del agua y la tierra, evidentemente, no son la causa de los cambios globales en los ríos", agregó Gudmundsson.

Impacto de los GEI

Los investigadores corroboraron el papel del cambio climático utilizando el método de detección y atribución. Para ello, compararon las observaciones con simulaciones de modelos climáticos que se calcularon una vez con gases de efecto invernadero (GEI) producidos por el hombre y sin ellos.

En el primer caso, la simulación coincidió con los datos reales, pero en el segundo caso no lo hizo. "Esto sugiere que los cambios observados son muy poco probables sin el cambio climático", dice Gudmundsson.

La compilación de los datos usados

El estudio es el primero en utilizar observaciones directas para demostrar que el cambio climático tiene una influencia visible a nivel mundial en los ríos, fue la colaboración entre investigadores e instituciones de 12 países lo que permitió tener conclusiones más reales.

La recopilación de datos de las 7,250 estaciones de medición en todo el mundo ahora representan el conjunto de datos global más grande con observaciones de flujo de ríos disponibles en la actualidad.

Esto significa que los modelos climáticos también pueden proporcionar escenarios confiables sobre cómo los ríos continuarán cambiando en el futuro. Estas proyecciones proporcionan una base importante para la planificación en las regiones afectadas con el fin de asegurar el suministro de agua y la adaptación al cambio climático.