meteored.mx

Grandes incendios en Siberia, millón y medio de hectáreas en humo

Enormes incendios han azotado Siberia, una de las zonas más frías del planeta, durante días. Según las autoridades locales, el verano de 2021 es hasta ahora el verano más seco y caluroso en 150 años, según datos recientes.

Emergencia de incendio en Siberia, en el noreste de Rusia: las llamas destruyeron alrededor de un millón y medio de hectáreas de bosque. Los incendios, alimentados por una ola de calor seco que según las autoridades locales nunca se había registrado en 150 años, está ejerciendo presión sobre toda la región, ubicada en gran parte en el territorio del Círculo Polar Ártico. Moscú envió equipos de rescate en varios vehículos aéreos. En los últimos días, las llamas, alimentadas por el calor seco, se han acercado a las localidades de Namtsy y Yert, en Yakutia.

Los incendios se producen después de semanas de un calor seco récord. El de 2021 es el segundo verano consecutivo en el que el calor abrasador y los incendios devastan Siberia, una de las regiones más frías del noreste de Rusia en el mundo, enfrentando olas de calor sin precedentes en los últimos años. También se produjeron grandes incendios el año pasado. "Estamos viviendo el verano más seco de los últimos 150 años en Yakutia - dijo el gobernador de la región, Aysen Nikolayev - y el mes de junio fue el más caluroso registrado".

Según la agencia rusa responsable de la lucha contra los incendios forestales, informa EuroNews, la situación es peor en Yakutia, donde 144 incendios están quemando más de 578,000 hectáreas. Los incendios son tan extensos que las columnas de humo son claramente visibles desde el satélite, que se extienden a lo largo de cien kilómetros arrastradas por los vientos. Abajo, las imágenes del satélite europeo Sentinel 2, del servicio Copernicus.

Por otra parte, el aeropuerto de Yakutsk, la capital de Sacha-Yakutia, fue cerrado debido al humo de los incendios, que invadió la ciudad, reduciendo en gran medida la visibilidad. También se están quemando otras áreas de Siberia, y la extensión de los incendios alcanza ahora un total de 1,5 millones de hectáreas de tierra.

El pasado mes de junio en la capital rusa, Moscú, las temperaturas alcanzaron los 35°C. Pero incluso en la ciudad de Yakutsk, considerada una de las más frías del mundo, los máximos fueron muy altos, por encima de los 34°C. No olvidemos la temperatura máxima alcanzada el verano pasado en Verjoyansk, un pequeño pueblo que en invierno alcanza los -60°C, uno de los más fríos del mundo, alcanzó sorpresivamente los 37.4 grados centígrados.

En las últimas semanas, el calor récord también ha afectado a Canadá, con máximos "nunca antes vistos" en algunas áreas de América del Norte, lo que también provocó grandes incendios allí. Grandes incendios en Oregon también. Últimamente, además, se habla cada vez más en Siberia de la emergencia vinculada al derretimiento del permahielo.