meteored.mx

Temporada de tornados en México

En el periodo de marzo a octubre se presentan tornados en diversas zonas de la República Mexicana. Te explicamos la situación en esta entrevista.

Tornados
En México se forman varios tornados cada año.

La temporada de tornados en México ya comenzó desde el mes de marzo, y para abundar más sobre el tema entrevistamos al Dr. José Francisco León Cruz, investigador asociado C de tiempo completo del Departamento de Geografía Física, Instituto de Geografía, Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). También administra las redes sociales Tornados México en Twitter y Tornados en México de Facebook.

El Dr. Leon Cruz nos explicó que de acuerdo con los estudios que se han realizado, la temporada de tornados en México se extiende desde finales de marzo hasta octubre, con una mayor incidencia entre mayo y agosto. Inicia cuando se presenta el cambio estacional de invierno a primavera con la interacción de sistemas frontales tardíos y flujos de humedad que ingresan a la región continental desde el Golfo de México. También se toma en cuenta el paso de ondas tropicales o del este, y por supuesto, ciclones tropicales.

El experto también dio a conocer cómo se forma un tornado, dependiendo del tipo de fenómeno. Si se habla de un tornado supercelda, debemos de considerar la formación de mesociclones, mismos que requieren condiciones ambientales como la cizalladura en niveles medios y mucha inestabilidad. Por otro lado, los tornados no-supercelda se relacionan con líneas de convergencia y vorticidad en superficie, sin necesidad de que se tenga algún sistema organizado a mesoescala.

Es importante recalcar que en el norte del país se ha documentado los dos tipos de actividad: supercelda y no-supercelda. Esto debido a las características geográficas y condiciones ambientales en esta zona (principalmente en el noreste), donde son posibles EF3 o mayores. En cambio, en el centro del país, se han presentado únicamente tornados de tipo no-supercelda.

Tornados históricos en México

León Cruz señala que en tiempos recientes se han manifestado tornados mortíferos y causantes de serios daños, como el de Ciudad Acuña el 25 de mayo de 2015, y el de Piedras Negras el 24 de abril de 2007, ambos en el estado de Coahuila. También se puede mencionar al tornado de Apodaca, Nuevo León el 8 de mayo de 2020.

Dado que no se cuenta con registros de tornados a largo plazo, no se puede determinar si en un futuro el cambio climático hará que se formen más tornados en México, o se extienda su formación a zonas donde no se hayan presentado anteriormente. Si bien, algunos estudios han sugerido que el cambio climático puede incrementar la generación de eventos extremos, para el caso de los tornados, y en México particularmente, no se tiene suficiente evidencia para sustentarlo, concluyó el experto.