Efecto invernadero y su influencia en la atmósfera

Se han observado aumentos en la cantidad de dióxido de carbono y de algunos otros gases de efecto invernadero en nuestra atmósfera. Estos gases permiten que la energía relativa de onda corta proveniente del sol alcance la superficie de nuestro planeta haciendo que esta se caliente.

Úrsula Pamela García Úrsula Pamela García 07 Abr 2019 - 02:41 UTC
El 20 de febrero de 2011, el smog denso compuesto de varios contaminantes, se asentó al norte de China. Con imágenes como esta, científicos calcularon la relación entre la contaminación y la población urbana. Crédito: MODIS-NASA.

A medida que la radiación de onda corta emitida por el sol calienta la superficie del planeta tierra, la radiación de onda larga se irradia a la atmósfera. Los gases de efecto invernadero absorben la energía de dichas radiaciones, lo que permite a la atmósfera inferior retener calor, dando como resultado que menos calor escape al espacio exterior.

Muchos gases de efecto invernadero se producen naturalmente en la atmósfera, como el dióxido de carbono, el metano, el vapor de agua y el óxido nitroso, mientras que otros son sintéticos y fabricados por el hombre, como, los clorofluorocarbonos, perfluorocarbonos, hidrofluorocarbonos y hexafluoruro de azufre, por mencionar algunos. Estos últimos son mucho más agresivos con el medio ambiente.

Las concentraciones atmosféricas de los gases naturales y artificiales han aumentado en los últimos siglos debido a la influencia directa de la revolución industrial. Las emisiones de estos gases han aumentado también conforme al incremento de la población mundial, esto es resultado de la dependencia de la humanidad a los combustibles fósiles como el petróleo, el carbón y el gas natural.

La combinación de gases como el dióxido de carbono que ocurren naturalmente en la atmósfera, con el aporte humano a través de la quema de tierras forestales, minería y la quema de carbón, influye directamente en procesos naturales como el ciclo del carbono, alterando el almacenamiento de sólidos a estado gaseoso, lo que contribuye directamente en el desarrollo del cambio climático.

El Potus o Epipremnum aureum es una de las plantas que la NASA recomienda para purificar el aire de tu casa. Fotografía: Kevin Lessy.

¿Cómo se puede reducir el efecto invernadero en nuestro planeta?

Reducir, reciclar y reutilizar, si cada una de las personas reciclaran mas de la mitad de sus desechos domésticos, según el Instituto de Ecología (INECOL), se podría reducir la emisión de dióxido de carbono hasta un 60% cada año; te aconsejamos comprar productos de rehuso en lugar de desechables, como las botellas o contenedores de agua que son de materiales duraderos como el cristal o aluminio.

Conducir menos tu automóvil, eso significa menos emisiones de dióxido de carbono porque se quema menos gasolina. Acciones como, revisar que tu automóvil esté funcionando de manera eficiente, compartir el auto, usar bicicleta y caminar, también generan beneficios en el medio ambiente.

La vegetación es el medio principal que puede ayudar a equilibrar el efecto invernadero. Plantar árboles que absorben el dióxido de carbono de la atmósfera y a su vez, emiten oxígeno. Un árbol absorbe alrededor de una tonelada de dióxido de carbono en toda su vida útil. También se puede crear y hacer un jardín, este cumple el mismo propósito.

Cuidemos los mares y océanos, no contaminar nuestro entorno ambiental es una forma brillante de cuidar nuestro planeta. Todas las especies marinas cumplen con la tarea de cuidar el medio ambiente, tal es el caso del pequeño fitoplancton en el océano, este absorbe grandes cantidades de dióxido de carbono y emite el doble oxígeno. El océano y su estructura física y química también absorbe una gran cantidad de dióxido de carbono en el aire, sin embargo, si seguimos contaminando desafortunadamente el aumento de dióxido de carbono en nuestros aguas está generando una rápida acidificación del océano.

Apoyando a cuidar el planeta

En meteored.mx estamos conscientes de los daños que se están generando en la nuestra atmósfera, por ello te invitamos a cuidar nuestro planeta, a educar y concientizar sobre este tema, y lo más importante, recuerda siempre que "El aire que respiramos es lo que nos mantiene vivos".

Publicidad