meteored.mx

El Caribe se enfrenta a un incremento en el "estrés por calor"

En las últimas décadas, el estrés por calor se ha convertido en una amenaza emergente en la región del Caribe, siendo los arrecifes de coral, la ganadería, la productividad laboral y la salud humana los sectores que se encuentran en riesgo.

Calor y Trabajo
El estrés por calor en el Caribe se ha vuelto un problema de salud principalmente para los obreros y trabajadores de exterior.

El estrés por calor se produce cuando un ser vivo es incapaz de enfriarse adecuadamente, debido a que su temperatura corporal se incrementa a niveles peligrosos comenzando haciendo que su cuerpo comience a funcionar de manera inadecuada. Por ello, es importante tener conocimiento sobre su tasa de frecuencia y crecimiento a escala global o bien regionalizada.

Una reciente investigación basada en el análisis de 40 años (1980- 2019), publicado por la Royal Meteorological Society (RMetS), muestra como va en aumento la tendencia climatológica del del estrés por calor en la región del Caribe. Representado a través del Índice Universal de Clima Térmico (UTCI), indica que el estrés por calor más alto es más frecuente y geográficamente más extendido durante los meses de agosto, septiembre y octubre.

Las tendencias de UTCI indican un aumento de más de 0.2 °C en la primera década, donde el sur de Florida y las Antillas Menores cuentan con un aumento de 0.45 °C. Con ello se deduce que el estrés por calor es impulsado por aumentos en la temperatura del aire y la radiación, donde la disminución en la velocidad del viento juega un papel complementario.

Impactos nocivos en la salud y rendimiento humano

Desde el 2003 se detectó por primera vez como un problema de salud en la región. El estrés por calor puede provocar enfermedades como insolación, quemaduras solares, agotamiento por calor, golpes de calor y deshidratación.

Una encuesta realizada en 2020, en las Antillas, arrojó que enfermedades relacionadas con el calor ya afectan negativamente a las poblaciones locales y que además esperan que se vuelvan más frecuentes o graves en los próximos 10 años. Por lo tanto, las condiciones de peligro por calor, sugieren una correlación entre las enfermedades por calor y estrés por calor.

Los sectores médicos de emergencia en varios países de las Antillas dieron a conocer un reporte, donde las temperaturas “más altas de lo normal” contribuyeron a más hospitalizaciones por deshidratación y quemaduras solares. Mientras que en el sector educativo, se detectó que la exposición excesiva al calor genera una reducción de la capacidad de aprendizaje de los niños en la escuela.

Aumento de temperaturas extremadamente altas

Desde La Española hasta Barbados, Cuba, Puerto Rico, Trinidad y Tobago, en 2020 de manera generalizada las Antillas registró una temporada de calor sin precedentes. Posteriormente, las temperaturas del aire establecieron nuevos récords nacionales en Cuba en abril y en Dominica, Granada y Puerto Rico en septiembre del 2021, de acuerdo con la OMM. Siendo este último uno de los tres años más cálidos para la región del Caribe en comparación con la temperatura promedio para el período 1981-2010, 2020.

A futuro, en el estudio las proyecciones climáticas prevén un mayor aumento en la duración, intensidad y frecuencia de los eventos de calor extremo en la región del Caribe.

Conclusiones y resultados

Se identificó como la estación en la que el estrés por calor es más alto, más frecuente y más generalizado, en las Antillas Mayores, la Península de Yucatán, el sur de Florida y la costa caribeña de Sudamérica, alcanzando valores marcados por encima de la climatología especialmente en los últimos 10 años.

Datos de los nuevos análisis ECMWF ERA5 y ERA5-HEAT revelan que la región del Caribe se ha vuelto más cálida y seca, y ha estado recibiendo una radiación cada vez mayor. Siendo la temperatura, la humedad relativa, la radiación y la velocidad del viento los impulsores del estrés por calor humano.

La excepcional temporada de calor de 2020, investigada aquí como un estudio de caso, expuso a la población local a un estrés por calor y peligros superiores a la media, que demuestra que la región del Caribe está presenciando una intensificación gradual del estrés por calor además de los eventos de calor extremo de inicio rápido.

Los mapas regionales de estrés por calor y las tendencias de UTCI brindan una plataforma de información que destaca cuándo y dónde se necesitan planes de preparación y respuesta al calor.