Evento de "El Niño" próximo a aparecer en el Pacífico.

Durante las últimas semanas, el agua superficial del Pacífico Ecuatorial continúa aumentando sus valores térmicos, así como su acoplamiento con la atmósfera, indicando en conjunto que "El Niño" está próximo a aparecer durante el otoño.

José Martín Cortés José Martín Cortés 12 Oct 2018 - 18:17 UTC
El Niño, próximo a aparecer sobre el Pacífico, extendiendo sus efectos al invierno
Anomalía positiva sobre el Pacífico Ecuatorial centro-oriental indicando el desarrollo de El Niño en tonos rojos. Imagen de NOAA Climate.gov

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA por sus siglas en inglés) dio a conocer en su más reciente boletín de seguimiento del ENSO (El Niño-Oscilación del Sur) que mantiene “Vigilancia de El Niño” ya que existe alrededor del 70% de probabilidad para su aparición oficial durante el otoño 2018 y extendiéndose durante el invierno 2018-19.

Para considerar oficial la presencia de “El Niño” es necesario que se observe una anomalía positiva en la temperatura de la superficie del mar de 0.5 °C o más en un período de un mes en la región de El Niño-3.4 del Océano Pacífico ecuatorial (5oN-5oS, 120oW-170oW), mientras que para considerar el Índice Oceánico de El Niño (ONI por sus siglas en inglés) se necesitan 3 meses con dicha anomalía

Asimismo, se debe de observar una respuesta atmosférica sobre el Océano Pacífico Ecuatorial Centro-Oriental, la cual se está observando con una aceleración de los vientos del Oeste indicando el fortalecimiento de El Niño.

¿Qué es el fenómeno de “El Niño” / “La Niña”?

El Niño – Oscilación del Sur (ENOS), es un patrón oceánico-atmosférico natural y que se presenta en todo el Pacífico Ecuatorial. Se caracteriza por la variabilidad de la temperatura superficial del océano, la circulación de los vientos que sopla de este a oeste (vientos alisios) y la profundidad de la termoclina o capa donde el agua cambia de temperatura con la profundidad. Tiene una periodicidad irregular con ciclos cada 2 a 7 años presentando tres fases: El Niño, La Niña y Neutral reflejándose en cambios de los patrones de lluvia y temperatura.

En presencia de "El Niño", los vientos del este (alisios) en el Pacífico se debilitan, el agua cálida del Pacífico oeste se recorre hacia el este a lo largo de la línea ecuatorial aumentando la temperatura superficial del mar lo suficiente para transportar calor hacia la atmósfera y generar nubes de convección profunda, moviendo las lluvias hacia el este generalmente durante el invierno. En presencia de "La Niña", sucede lo contrario aumentando la fuerza de los vientos moviendo las precipitaciones hacia el oeste, sin embargo, los vientos alisios en el Atlántico se debilitan favoreciendo veranos lluviosos en México.

El nombre de "El Niño" se debe a la asociación de este fenómeno con la época del año y los efectos que causó. Los pescadores en la zona costera de Perú y Ecuador observaron que las aguas se tornaban más cálidas durante la navidad, justamente en los días del nacimiento de El Niño Jesús.

Comportamiento de las temperaturas entre noviembre y enero próximos. Modelo CFSv2
Temperaturas dentro a por debajo de lo normal en el interior del país, con valores por arriba de la climatología en ambas penínsulas.

¿Qué efectos se esperan durante este invierno en el Tiempo en México?

Las actualizaciones más recientes de los modelos climáticos CFSv2 y CanSIPS indican un trimestre noviembre 2018 a enero 2019 con precipitaciones dentro a por arriba de lo normal especialmente en los estados del noreste, centro y oriente de México, debido al transporte de humedad desde el Pacífico asociado a la corriente en chorro, típico de inviernos de "El Niño".

Esta humedad y por consiguiente, precipitaciones, pueden eventualmente combinarse con ingresos de masas árticas, ocasionando nevadas que puedan extenderse a zonas poco comunes, además de posibles ingresos de tormentas invernales las cuales pueden desplazarse a lo largo del norte de México o sobre estados del occidente y centro.

Por otro lado y en respuesta a lo anterior, las temperaturas se prevén dentro de lo normal o más frías este invierno, concentrándose en estados del altiplano desde el norte hasta el centro, así como parte del occidente y oriente. Sobre ambas penínsulas, los valores más bien serían por arriba de lo normal, es decir dominando el ambiente caluroso, aunque ocasionalmente podrían ingresar masas frías.

Comportamiento de las precipitaciones de octubre a diciembre. Modelo CanSIPS
Valores por arriba de lo normal sobre gran parte del país, excepto estado del sureste.

En cuanto a los sistemas, se prevé mayor incidencia de frentes fríos y tormentas invernales, así como de eventos “Norte” sobre el Golfo de México.

Recuerden consultar diariamente los pronósticos del tiempo en Meteored con el fin de evitar descensos térmicos sorpresivos que puedan afectar la salud.

Publicidad