StoreWindows10

Efectos de "La Niña" presentes los últimos tres meses en México

Periodos cálidos y fríos se han presentado sobre nuestro territorio mexicano desde noviembre hasta el mes de enero y, de acuerdo con la NOAA, los efectos pronosticados por el evento de "La Niña" se han comportado generalmente según lo esperado.

José Martín Cortés José Martín Cortés 18 Feb 2018 - 19:52 UTC
Temperaturas por debajo de lo normal se presentaron sobre la superficie del mar del Pacífico, influenciando en el Clima invernal de México (fuente: NOAA).

En noviembre de 2017, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA por sus siglas en inglés) dio a conocer oficialmente la aparición del ENSO (El Niño – Oscilación del Sur), la cual se encontraba en su fase negativa conocida como “La Niña”, la cual jugaría un papel importante para saber cómo se podrían comportar el invierno en México.

Mucho se habló sobre las temperaturas que estarían por arriba de lo normal en gran parte del país, esperándose al mismo tiempo, condiciones más secas debido a precipitaciones dentro o por debajo de lo normal. A pesar de que el invierno se podría considerar como cálido, se aclaró que era muy favorable el ingreso de aire ártico ocasionando periodos muy fríos en nuestro país, no obstante, los periodos cálidos serían los dominantes.

Basándonos en lo anterior, los más recientes análisis de la NOAA indican que el trimestre noviembre de 2017 a enero de 2018 (NDE) las principales variables de temperatura y precipitación se comportaron mayormente a lo esperado por dicha fase del ENSO sobre nuestro país, cumpliéndose lo pronosticado en noviembre pasado.

Se observa el dominio de valores dentro a por arriba de lo normal sobre México, principalmente las zonas centro y norte (fuente: NOAA).

Las anomalías, es decir, los valores que están por arriba o por debajo de la media para el trimestre NDE en cuanto a temperaturas se comportaron de la siguiente forma: zona noroeste por arriba de lo normal; occidente, centro y noreste del territorio mostraron valores dentro de lo normal y sólo los estados del sur y sureste presentaron anomalías por debajo de lo normal.

Es importante mencionar que entre diciembre y enero se presentaron importantes incursiones de aire ártico generando nevadas extensas y temperaturas bajo cero que duraron varios días y afectaron principalmente la mitad oriental y algunas porciones del centro de México, ocasionando que enero fuera un mes frío, sin embargo, no fue suficiente para que todo el trimestre NDE fuera similar, o sea frío.

Sobre los estados del sureste, dichas masas frías permanecían varios días combinándose con precipitaciones y eventos “Norte” prolongados, aunque estrictamente no fueron condiciones excepcionalmente frías, los valores térmicos se mantuvieron por debajo de lo normal en Veracruz, Oaxaca, Chiapas, Tabasco y Campeche. De manera muy general se puede decir que, hasta el momento, se presenta un invierno con temperaturas dentro a ligeramente por arriba de lo normal en México.

Las precipitaciones se comportaron generalmente con valores normales a ligeramente por debajo de lo normal en buena parte de México (fuente: NOAA).

Las precipitaciones en gran parte del país estuvieron dentro de lo normal en buena parte del norte, centro y sur del territorio, exceptuando los estados del noroeste donde fue más seco de lo normal y una pequeña zona limítrofe entre Veracruz, Tabasco, Oaxaca y Chiapas, así como el norte de Quintana Roo presentaron condición más húmeda, esto probablemente por lo que se mencionó anteriormente del ingreso de constantes masas frías, transportando lluvias por los eventos “Norte”. No está de más aclarar que en los inviernos, independientemente de El Niño o La Niña, las lluvias son escasas en México, ya que la estación de lluvias es entre verano y otoño, así que tener condiciones más secas de lo normal puede implicar definitiva ausencia de lluvia.

De manera muy general se puede decir que, hasta el momento, se presenta un invierno con precipitaciones dentro a ligeramente por debajo de lo normal en México.

¿Qué se espera en próximas semanas?

De acuerdo con el más reciente pronóstico, La Niña comenzará a debilitarse en marzo y posiblemente al final de la primavera se pase a una condición "Neutra", es decir, sin "El Niño" o "La Niña". Lo anterior implicaría que, a pesar de que ya no esté "La Niña", aun sus efectos serían visibles, esto es, lluvias por arriba de lo normal entre marzo y mayo con temperaturas dentro a ligeramente por debajo de lo normal especialmente en la mitad oriental del país.

Se debe considerar que de marzo a mayo es cuando se tiene importantes contrastes térmicos por aire frío y seco procedente del norte, y cálido y húmedo desde el este y sur por lo que las tormentas severas y granizadas son comunes, incluso se podría intuir que puedan ser mayores ante un escenario de precipitaciones por arriba de lo normal.

Finalmente, y lo más cercano, probablemente el mes de febrero termine con temperaturas por arriba de lo normal (ambiente cálido) en gran parte de México de acuerdo con las proyecciones climáticas. Los valores podrían estar hasta con 10°C por encima de la media, y, de ser así, sería mayor el efecto que tendría La Niña en el invierno sobre México, que como se mencionó sería generalmente cálido y seco. 

Publicidad