Furiosa ventisca ocurre en Rusia

Según dieron a conocer medios de la localidad, se registraron vientos de hasta 90 kilómetros por hora, fuertes nevadas y temperaturas de hasta -40°C. En la zona de los Urales no se habían producido condiciones semejantes hacía 15 a 20 años.

Ha trascendido en diversos medios de comunicación digitales que un “apocalipsis de la nieve” se apoderó de partes de Rusia recientemente. Varias ciudades y regiones de esa nación enfrentaron condiciones meteorológicas adversas, enfrentándolas con gran complicación. Cientos de vehículos, incluidos autobuses con niños quedaron bajo la nieve y el sistema de transporte quedó suspendido.

En Chelyabinsk, una importante tormenta de nieve dejó a cerca de 30,000 personas sin energía eléctrica, así como más de 210 distritos se declararon en estado de emergencia. La temperatura descendió súbitamente hasta -27°C, mientras los vientos superaban los 65 kilómetros por hora. Dicho suceso ocasionó el cierre de numerosas carreteras y aeropuertos.

Estas condiciones no se vivían desde hacía 15 a 20 años

Estos hechos no habían sucedido en el área durante los últimos 15 a 20 años, extendiéndose desde el Mar Báltico, atravesando el territorio europeo hasta el Mar Caspio. Se informó que las zonas de Chelyabinsk, Kurgan y Orenburg han recibido las peores condiciones en los últimos 20 años con velocidades del viento en promedio entre 55 y 60 km/h con rachas de hasta 90 km/h.

En algunos sitios el termómetro se desplomó hasta los -40°C con presencia de importantes nevadas. En San Petesburgo, las fuertes precipitaciones gélidas obligaron a más de 1,000 trabajadores y máquinas de limpieza a limpiar las calles de nieve. En la República de Daguestán los residentes incluso tuvieron que liberar a sus mascotas de grandes acumulaciones de nieve.