meteored.mx

Severas inundaciones en Tabasco debido al frente frío 41

Tormentas dejaron importantes acumulados de agua, que a su vez provocaron inundaciones y daños diversos en estados del sureste, como Tabasco.

Además del desbordamiento de ríos, autoridades informaron sobre derrumbes. Fotografía: @xevtfm

Así como oportunamente te anticipamos en nuestra sección de predicción, el desplazamiento del sistema frontal 41 impulsado por su masa de aire polar sobre centro y sureste de la República Mexicana, se generaron las condiciones necesarias de inestabilidad que dejaron importantes tormentas a su paso; éstas, en estados como Tabasco, han generado daños por las inundaciones.

Tras el temporal manifiesto, la corriente del río Amatán golpeó a la comunidad de Tacotalpa, Tabasco. Los medios de comunicación en la región han citado que fue de tal magnitud, que por las características del temporal pareciera un mes de octubre o noviembre cualquiera. La corriente arrastró y destruyó todo a su paso.

Colchones, muebles y aparatos electrodomésticos, fueron entre otros lo que se llevó y dejó inservibles la poderosa corriente. Trascendió, que la comunidad de Cerro Blanco fue la que más daños dejó el paso del frente frío y sus inusuales precipitaciones. Después de que se hubieran presentado semanas extremadamente calurosas, llegó la inundación en plena primavera.

Habitualmente, la corriente del Amatán crece durante los últimos meses de cada año, por lo que está extraordinaria situación, tomó a los habitantes de la región por sorpresa. Ángela Vázquez, vecina de la comunidad dijo asombrada: “el río estaba seco ayer y por conocimiento de mis ancestros sé que octubre y septiembre son los meses de las lluvias fuertes, y no estos”.

La furia de la corriente los despertó

Fue durante la madrugada de este sábado, que la intensa corriente hizo levantarse y salir huyendo a los habitantes en la zona. Esperanza Méndez relató: “era como la una de la mañana, y lo que hice fue levantarme y salir porque ya no pude recoger nada, la casa se quedó abierta y salimos a ver quién nos ayudaba”.

Conforme a los registros, las autoridades citaron que en la zona se acumularon más de 385 milímetros, por lo cual, fue tal el agua que provocó que el afluente saliera de su cauce y se introdujera en las viviendas de los vecinos. Gran cantidad de lodo que empujó la corriente, se esparció por los pasillos y habitaciones de las viviendas.

En algunos casos alcanzó 80 centímetros la inundación

La inundación fue de tales características, que la marca de agua llegó en algunos casos a una altura de 80 centímetros, y en otros alcanzó hasta el techo. De ahí los daños que pueden ser estimados, pues los habitantes de la zona no tienen muchos bienes: entre quienes con esfuerzos se habían hecho de algunas cosas, y otros aún no dimensionan las consecuencias, pues se quedaron con lo que traían puesto.

El temporal, por sus características lo consideran en la zona como “atípico”. Además del desbordamiento del río Amatán, otros como el Oxolotán, Pichucalco y Teapa también desbordaron. Otra vecina creyó que era una pesadilla: “no tuvimos tiempo de nada, ni de recoger los papeles importantes, nada. Nos fuimos huyendo pues el río subió de repente”.

Gerónimo Méndez, vecino de la región describió que en el año 2020 la corriente del Amatán se introdujo a los patios, pero no alcanzó las viviendas. “Esta vez fue tremendo, perdimos nuestros animales de traspatio, nuestras siembras; es que el río tomó tal fuerza que no respetó nada”; describió ante medios de comunicación en entrevista.