meteored.mx

La dendroclimatología muestra que el Ártico ruso está muy contaminado

Una investigación exhaustiva utilizando la técnica científica denominada Dendroclimatología se realizó en el Ártico ruso y demostró que los efectos directos e indirectos de la contaminación industrial en la región son alarmantes.

Anillos de los Árboles
Debido a que los árboles son sensibles a las condiciones ambientales pueden brindar información sobre el clima local del área donde están ubicados.

En el norte de Siberia se ubica Norilsk, la urbanización más septentrional y también uno de los lugares más contaminados del mundo. Desde 1930, con el comienzo de la extracción intensiva de níquel, cobre y paladio de la zona, y las mínimas regulaciones ambientales, se han llegado a niveles severos de contaminación en la región.

Por otro lado, el derrame masivo de petróleo en mayo de 2020 se ha sumado a este daño ambiental. Por ello, un equipo internacional de investigadores de la Universidad de Cambridge, decidió hacer un estudio minucioso de la región usando la técnica de la dendroclimatología.

Lo que hicieron, fue combinar las mediciones del ancho de los anillos y con la información química de la madera de árboles tanto vivos como de muertos, a esto agregaron las características del suelo. Con ello, se pudo obtener cual ha sido el deterioro ambiental causado por décadas de extracción de metales, combustibles y gases en la región. Adicionalmente se descubrió que no solo la zona local había sido devastada por la contaminación medioambiental, sino que también se esta influyendo negativamente en el ciclo global del carbono.

Uno de los resultados más inquietante es que los árboles de Norilsk y las zonas aledañas, han sufrido pérdidas significativas y abarca más de 100 kilómetros. La extensión del daño causado al bosque boreal, uno de los biomas terrestres más grande de la Tierra es preocupante.

El desastre antropogénico en la región causa marcados daños ambientales

Los investigadores también han demostrado cómo la cantidad de contaminación arrojada a la atmósfera por las minas y fundiciones es también parcialmente responsable del fenómeno 'oscurecimiento Ártico', este es causado por el aumento de partículas contaminantes en la atmósfera de la Tierra, ya sea por contaminación, polvo o erupciones volcánicas, condición que bloquea parcialmente la luz solar, ralentizando el proceso de evaporación e interfiriendo con el ciclo hidrológico.

Utilizando el mayor conjunto de datos de anillos de árboles vivos y muertos se pudo reconstruir la historia y la intensidad de la muerte regresiva del bosque de Norilsk

El científico Ulf Büntgen del Departamento de Geografía de Cambridge, quien dirigió la investigación, afirmó en sus reportes que, "La información almacenada en miles de anillos de árboles, arrojan los efectos nocivos del desastre antropogénico incontrolado de Norilsk durante las últimas nueve décadas".

Árboles muertos
Los altos niveles de contaminación provocan la disminución del crecimiento de los árboles.

Pérdidas significativas en la vegetación del Ártico

"Podemos ver que los árboles cerca de Norilsk comenzaron a morir masivamente en la década de 1960 debido al aumento de los niveles de contaminación", dijo Büntgen. "Dado que la contaminación atmosférica en el Ártico se acumula debido a patrones de circulación a gran escala, ampliamos nuestro estudio mucho más allá de los efectos directos del sector industrial de Norilsk y descubrimos que los árboles en las latitudes altas del norte también están sufriendo".

En teoría se debería esperar que el calentamiento global aumente la tasa de crecimiento de los árboles boreales, pero por el contrario, los investigadores encontraron que a medida que la contaminación incrementa, esta tasa disminuye y la esperanza de vida para la vegetación es más corta. Esto a su vez tiene un efecto en la cantidad de dióxido de carbono que estos pueden absorber para limpiar el aire.

"Dada la importancia ecológica de este bioma, los niveles de contaminación en las latitudes altas del norte podrían tener un impacto enorme en todo el ciclo global del carbono" señala Büntgen."Lo que nos sorprendió es lo generalizados que están los efectos de la contaminación industrial; la escala del daño muestra cuán vulnerable y sensible es el bosque boreal"