meteored.mx

La ola de calor en Antártida provoca derretimiento acelerado del hielo

Después de una intensa ola de calor que llevó las temperaturas a niveles récord, Eagle Island, en la Península de la Antártida perdió alrededor del 20% de nieve y hielo en tan solo 9 días. Los satélites de la NASA han capturado los cambios drásticos.

Derretimento de hielo en Antártida
Las fotos de Eagle Island el 4 de febrero (izquierda) y el 13 de febrero (derecha) registraron el derretimiento drástico del hielo. Fotos: Landsat 8/NASA.

El verano de 2019/20 ha estado marcado por extremos récord de temperatura en el continente antártico. El 6 de febrero la temperatura alcanzó los 18.3°C en Base Esperanza, un nuevo récord histórico de temperatura máxima. Este no fue un registro aislado, ya que otras estaciones, principalmente en el extremo norte de la Península Antártica, registraron temperaturas de 15 a 20°C entre 5 y 13 de febrero.

Pocos días después de este registro, el 9 de febrero, una estación de investigación brasileña en la isla Seymour realizó una medición de 20.7°C, pero esta medición aún no ha sido verificada oficialmente por la Organización Meteorológica Mundial (OMM). Si se verifica, este será el primer registro de temperatura por encima de 20°C en la Antártida y también en toda la región al sur de los 60 ° de latitud.

Las imágenes grabadas por el satélite Landsat 8 de la NASA capturaron el rápido derretimiento de la nieve en Eagle Island, ubicada en la Península Antártica, debido a las altas temperaturas. Las imágenes adquiridas los días 4 y 13 de febrero ilustran el drástico antes y después. El 4, la isla estaba casi completamente cubierta de hielo y nieve, mientras que durante el día 13 ya era posible observar grandes extensiones de tierra y partes azules, que representan regiones donde la nieve estaba saturada de agua debido al deshielo.

Mauri Pelto, un glaciólogo en el Nichols College, le dijo al Observatorio de la Tierra de la NASA que un total de 106 mm de nieve se derritió entre el 4 y el 13 de febrero, ¡esto significa que aproximadamente el 20% de la acumulación estacional de nieve en la región se ha derretido en solo 9 días! Según Pelto, este tipo de eventos de fusión generalmente ocurren en Alaska y Groenlandia, pero no en la Antártida.

La ola de calor de febrero ha sido el tercer evento extremo durante este verano, cabe mencionar que otras olas ya habían sido registradas en noviembre de 2019 y enero de 2020. Además del calor récord y la fusión rápida, un iceberg de más de 300 km², se separó del glaciar Pine Island. Expertos en cambio climático dicen que la ola de calor fue causada por la combinación de algunos factores meteorológicos.

Debido a que una dorsal de alta presión se posiciono sobre la región, entre el extremo sur de América del Sur y la Península Antártica, se esta permitiendo el transporte de calor a la Antártida. Este tipo de patrón es común, pero normalmente la Península Antártica está protegida por fuertes vientos del oeste que soplan a altos niveles de la atmósfera.

Sin embargo, estos vientos fueron más débiles de lo normal durante este período, permitiendo que, el calor ingrese al continente helado. Además, la temperatura de la superficie del mar alrededor de la región fue de 2 a 3°C por encima del promedio y los fuertes vientos secos, llamados vientos Foehn, también contribuyeron al aumento de las temperaturas.

Según los científicos, el evento de este año puede no ser tan significativo, pero revela una tendencia que se ha observado en los últimos años, un aumento de los extremos de calor en el continente antártico. Aunque la Antártida en su conjunto no se ha calentado tanto desde mediados del siglo XX, en algunas estaciones a lo largo de la Península Antártica, las temperaturas aumentaron casi 3°C entre los años 1950 y 2000, ¡excediendo la tasa promedio de calentamiento global!