meteored.mx

Nuevas directrices de la OMS en contra de la contaminación del aire

Esta semana la Organización Mundial de la Salud (OMS), propone directrices más rigurosas para la emisión de contaminantes del aire. Se estima que cada año, la exposición a la contaminación del aire causa siete millones de muertes prematuras.

Contaminación de aire y salud
La contaminación del aire es una de las mayores amenazas medioambientales para la salud humana, junto con el cambio climático. Fuente: OMS

Las nuevas Directrices Globales de Calidad del Aire de la OMS, contienen mediciones complejas para una variedad de contaminantes durante ciertos períodos de tiempo, siendo más estrictas que las reglas actuales de la Unión Europea.

Por otra parte, la Organización de las Naciones Unidas (ONU), dijo en un comunicado que los estudios han demostrado que la mala calidad del aire es mucho más dañina para las personas de lo que se había asumido durante mucho tiempo.

"La contaminación del aire es una amenaza para la salud en todos los países, pero afecta más a las personas de los países de ingresos bajos y medianos", dijo Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS.

"Las nuevas directrices sobre la calidad del aire son una herramienta práctica y basada en pruebas para mejorar la calidad del aire del que depende la vida. Insto a todos los países y a todos los que luchan por proteger nuestro medio ambiente a que las utilicen para reducir el sufrimiento y salvar vidas", agregó.

Impactos nocivos y mortales en la salud mundial

La contaminación del aire también ha jugado un papel en la pandemia de Coronavirus. "Casi todo el mundo está expuesto a niveles insalubres de contaminación del aire", dijo Tedros. "Inhalar aire sucio aumenta el riesgo de enfermedades respiratorias como neumonía, asma..., además de aumentar el riesgo de COVID-19 grave".

Cada año se estima que 7 millones de personas en todo el mundo mueren prematuramente como resultado de la contaminación del aire. En los niños, el crecimiento de los pulmones puede verse afectado y los síntomas del asma pueden aumentar. En los adultos, la contaminación del aire puede ayudar a causar enfermedades cardíacas y cerebrovasculares.

"Evidencia muestra cómo la contaminación afecta todas las partes del cuerpo, desde el cerebro hasta un bebé en crecimiento en el útero de la madre", agregó Tedros. "También está surgiendo revelación de otros efectos como la diabetes y las condiciones neurodegenerativas".

Acciones en contra de la actual crisis ambiental

Las directrices tienen como objetivo proteger a las personas de los efectos adversos de la contaminación del aire y que los gobiernos las utilicen como referencia para las normas legalmente vinculantes.

"La evidencia es suficiente para justificar acciones para reducir la exposición de la población a contaminantes atmosféricos clave, no solo en países o regiones particulares, sino a escala global", señaló la organización.

Las nuevas pautas de la OMS

Recomiendan niveles más bajos de calidad del aire para seis contaminantes, incluidos el ozono, el dióxido de nitrógeno, el dióxido de azufre y el monóxido de carbono. Los otros dos son PM10 y PM2.5: materia particulada igual o menor a 10 y 2.5 micrones de diámetro.

Ambos pueden penetrar profundamente en los pulmones, pero los investigadores dicen que PM2.5 puede incluso ingresar al torrente sanguíneo, causando principalmente problemas cardiovasculares y respiratorios, pero también afectando a otros órganos.

Informe para la COP26

Las nuevas directrices llegan justo a tiempo para la cumbre climática global COP26 que se celebrará en Glasgow, Reino Unido, del 31 de octubre al 12 de noviembre de este 2021. Es claro que la emisión constante de Gases de Efecto invernadero (GEI), junto con el cambio climático, origina una de las mayores amenazas ambientales para la salud humana.

Maria Neira de la OMS, dijo estar preparando un informe para presentar en la COP26 para enfatizar los "enormes beneficios para la salud" de reducir la contaminación del aire mediante la mitigación del cambio climático.