Tormentas de nieve y su influencia en México

Debido a la ubicación de nuestro país son pocas las regiones que padecen de nevadas, siendo más acentuado este fenómeno en regiones principalmente altas como montañas o sierras.

Úrsula Pamela García Úrsula Pamela García 15 Nov 2019 - 03:09 UTC
Popocatépetl con nieve
Las nevadas principalmente ocurren en el norte del país y en las regiones altas, rara vez se presentan en el sur de la República Mexicana. fotografía: Armando J.

México, forma parte del continente americano, limitado al norte con Estados Unidos, al sureste con Guatemala y Belice, al sur y oeste con el océano Pacífico, y al este con el Golfo de México y el Mar Caribe. Por lo tanto, nuestra ubicación geográfica permite una amplia variedad climática, influenciada tanto por los océanos, como por la superficie terrestre.

Durante otoño e invierno, existen fenómenos meteorológicos que dan origen a la presencia de nevadas en México, estos pueden ser frentes fríos y las masas de aire ártico que los impulsan, o la formación de tormentas de nieve y las bien estructuradas tormentas invernales, estas últimas suelen ser más intensas y abarcan grandes áreas; por otro lado, si se realizan buenos análisis meteorológico se puede detectar la presencia de una gota fría (DANA).

Las zonas donde existe mayor recurrencia en la caída de nieve, aguanieve o en algunos casos diferentes tipos de heladas, son las cúspides mas altas del país, como, el Cofre de Perote, Pico de Orizaba, Popocatépetl, Iztaccíhuatl y Nevado de Toluca; también las sierras de Chihuahua, Durango, Sonora, Coahuila, Baja California, Veracruz, Puebla y Nuevo León, y con menor frecuencia Zacatecas, Aguascalientes, San Luis Potosí, Guanajuato, Jalisco y Valle de México, en sus partes altas.

Formación, características y efectos de las tormentas de nieve

Es esencial que, el aire que cubre niveles medios y la superficie esté muy frío, tiene que estar bajo cero para que caiga nieve; por qué, si el aire cerca al suelo es cálido, entonces la nieve se derretirá al descender, cambiando a lluvia o lluvia helada. Para que se forme una tormenta de nieve, una de las reglas son que, el aire caliente debe elevarse sobre el aire frío.

Cuando estos dos tipos de aire se juntan, se forma un frente y se produce precipitación. Como los vientos del polo norte empujan el aire frío hacia el ecuador y el aire caliente proveniente de la región ecuatorial va hacia los polos, la superficie terrestre se enfría rápidamente y entonces las gotas de agua que precipitan desde lo más alto de la nube en toman forma de copos de nieve.

Las tormentas de nieve ocurren durante otoño e invierno y pueden originar ya sea lluvia helada, aguanieve y en algunas ocasiones la presencia de diferentes tipos de heladas; por otro lado, tenemos también a las tormentas invernales, estas son más intensas en sus efectos, además de tener fuertes ventiscas a diferencia de las nieve, estas son mas intensas y se forman exclusivamente durante el invierno. Es importante no confundir los términos adecuados ya que se puede sobre alertar a la población o desinformarla.

Tormenta invernal que afectó históricamente a México

De los casos más destacados, existe uno extraordinario que ocurrió durante el invierno de 1967, donde aproximadamente el 50% del territorio nacional resultó afectado por una intensa tormenta invernal, en aquel entonces incluso gran parte del Valle de México amaneció cubierto de nieve.

Publicidad