La presencia y función del Ozono en nuestra atmósfera

Un escudo ligero de gas alrededor de nuestro planeta, la "Capa de Ozono" es la que protege a las diferentes especies de seres vivos de los poderosos rayos ultravioleta del sol.

Úrsula Pamela García Úrsula Pamela García 15 Ago 2019 - 23:09 UTC
En esta imagen se puede apreciar la ligera capa de ozono ligada a la estratosfera. Créditos: NASA.

El ozono fue descubierto en 1839 por el investigador Christian Friedrich Schoenbein en la Universidad de Basilea, Suiza. La palabra ozono proviene de la palabra griega ozein, que significa "oler". Es un gas azul con olor metálico y un poco picante, peligroso para la respiración en los seres vivos. Podemos percibirlo o detectarlo durante la presencia de fuertes tormentas eléctricas y cerca de equipos eléctricos de alto voltaje.

Las moléculas de ozono están formadas por átomos de oxígeno, sin embargo, éstas son diferentes a las moléculas de oxígeno que respiramos en el aire cotidianamente. Sabemos que las moléculas de oxígeno en nuestra atmósfera están formadas por 2 átomos de oxígeno y para indicar esto los científicos químicos usan el símbolo de O2, este compuesto constituye aproximadamente el 21% de la atmósfera que respiramos.

Por otro parte, el ozono está formado por tres átomos de oxígeno, por ello al indicar su existencia química se utiliza el símbolo O3; a diferencia de las moléculas de nuestra atmósfera que están formadas por 2 átomos de oxígeno y que suele ser más estable, el ozono no es estable y siempre está propenso a perder un átomo de oxígeno, convirtiéndose ocasionalmente O2.

Una vez que explicamos las características químicas principales del ozono, seguro les surge la siguiente pregunta. ¿Dónde se encuentra el ozono en la atmósfera? El ozono está en la estratósfera y su función principal es bloquear la dañina radiación ultravioleta del sol; sin embargo, también tenemos algo de ozono en la tropósfera y está más cerca de la superficie de la terrestre, siendo muy contaminante y considerado como gas de efecto invernadero.

El agujero de ozono ubicado sobre el Polo Sur, se expande durante cada primavera antártica, las unidades Dobson son una medida de la concentración de ozono atmosférico. Créditos: NASA.

Influencia directa del Ozono en las capas atmosféricas

En la estratósfera, la concentración de ozono se encuentra a unos 25 km (15 millas) sobre la superficie terrestre y suele ser inferior a diez partes por millón (ppm). Esto significa que por cada millón de moléculas de aire, solo diez moléculas son ozono. Este compuesto es vital para la vida en nuestro planeta, ya que como se mencionó filtra la radiación ultravioleta del Sol, permitiendo que otras longitudes de onda de luz viajen a través de la atmósfera.

En la tropósfera, el ozono que se encuentra se produce naturalmente en cantidades muy pequeñas, alrededor de 10 a 30 partes por mil millones (ppb). Esto significa que por cada mil millones de moléculas de aire, solo 10 a 30 moléculas son ozono natural. Sin embargo, la mayor parte del ozono en la troposfera proviene de las reacciones químicas entre la luz solar y los contaminantes emitidos por los vehículos de motor o la industria.

Según la Agencia de Protección Ambiental de la Ciudad de México, los niveles de ozono superiores a 70 ppb representan un alto peligro para la salud humana, aunque en realidad ninguna cantidad de ozono es segura para respirar. En el caso de los seres humanos y los animales si llegaran a inhalar ozono se causarían un daño irreversible al tejido pulmonar, respecto a la vegetación también se sufre deterioro.

En próximas publicaciones hablaremos más sobre la capa de ozono, por ello te invitamos estar pendiente de nuestras publicaciones en la sección de Noticias Meteored.

Publicidad