Lanzarote con terreno parecido a Marte y la Luna

Una isla del archipiélago canario de España, en el océano Atlántico, tiene un clima y ambiente muy particulares, tanto que parece de otro planeta. Te contaremos más sobre ello.

Natacha Payà Natacha Payà Úrsula Pamela García 10 Ene 2020 - 17:40 UTC
Parque volcánico de Lanzarote
El Parque Nacional de Timanfaya en Lanzarote, tiene un terreno volcánico y con escasa vegetación.

Las hermosas Islas Canarias, se encuentran alrededor de 100 kilómetros al oeste de Marruecos y Lanzarote forma parte de este conjunto de islas cercanas al continente africano, también cuenta con uno de los terrenos más áridos de España. Su peculiar clima y paisaje han permitido que agencias como la NASA, se interesen en esta zona para estudiar sus condiciones ambientales que parecen de otro planeta.

Isla volcánica que nos lleva al planeta Marte

Una larga actividad volcánica en el paisaje de Lanzarote, comenzó un período de erupciones desde que se cree tener registro en 1730 y que probablemente fueron años continuos. Cada uno de estos procesos volcánicos modificó el paisaje debido a los constantes flujos de lava.

El Parque Natural de los Volcanes es el mejor ejemplo, un terreno extraño de origen volcánico con curiosas formaciones surgidas por la solidificación de lava. La vegetación del lugar es casi nula, por ello el parque se ha utilizado en varias ocasiones para entrenar con los astronautas e ingenieros que quieran aprender nuevas técnicas en el campo de la geología y geo-microbiología.

La isla tiene un paisaje único, donde resalta un clima desértico, la escasa presencia de lluvias, son resultado de su orografía y ubicación. Su terreno plano permite que el "Efecto Foehn" no sea tan efectivo como sucede en las islas vecinas. Mientras que los vientos alisios pasan de largo sobre la región. En cambio, los sistemas montañosos atrapan humedad produciendo precipitaciones por un lado y nieblas por el otro.
Lanzarote vista desde un satélite espacial
Esta imagen nos muestra la vista satelital de la isla Lanzarote, el 2 de octubre de 2019.

Lanzarote tiene un terreno único para estudiar

Esta isla debe su poca vegetación en parte a la actividad humana. La gente que habita este islote con fines de investigación se ha ido adaptando poco a poco, y como prueba han estado plantando cultivos cavando cuencas poco profundas y colocando semicírculos de roca de lava apilada.

Astronautas, científicos, ingenieros y expertos en otros campos han elegido el suelo árido de la isla para conocer un poco más, sobre las condiciones que se tienen en Marte o la Luna, ya que la geografía de la isla es una buena réplica de ambos, un lugar perfecto para estudiar la interacción entre los procesos volcánicos y el agua. Su enorme extensión de terreno virgen y sin comunicaciones, es ideal para poner el práctica protocolos de exploración para futuras misiones en el espacio exterior.

Publicidad