Las nubes y su relación con el tiempo atmosférico

Cuando salimos de casa y miramos al cielo podemos observar las nubes y darnos cuenta que son una señal clara para ver cambios en el tiempo atmosférico. Desde hace muchos años, los agricultores y pescadores intentaban pronosticar observando las nubes.

Úrsula Pamela García Úrsula Pamela García 03 Mar 2019 - 04:37 UTC
Cumulonimbus en desarrollo vertical, en la captura podemos apreciar la formación del "Yunque" una de las características de este tipo de nubes. Fotografía: Úrsula P. García.

Las nubes reciben nombres diferentes según su forma y su altura en el cielo. Algunas nubes son tan blancas como el algodón, mientras que otras son grises y uniformes, en ocasiones están cerca del suelo, mientras que otras están cerca de la parte superior de la troposfera. Las nubes se dividen en un grupo principal, este es: altas, medias y bajas.

Al observar nubosidad podemos interpretar como estará el tiempo atmosférico

En México durante un buen día, observamos nubes redondas y blancas con fondos planos, su altitud alcanza 1 km, estas nubes son de tipo Cumulus y se asocian de buen tiempo atmosférico. Al mismo tiempo en el cielo, entre 3 a 6 km, habrá nubes blancas en forma de coliflor son conocidas como Altocumulus y Cirrocumulus. Cuando aparecen estos tipos de nubes cumuliformes, significa que el flujo de aire es muy estable.

Durante una brumosa tarde de verano, las nubes que probablemente verás son de alto desarrollo vertical y de color gris oscuro, llamadas Cumulonimbus, aparecen cuando hay abundantes movimientos ascendentes de aire dentro de las nubes y en tan solo minutos se puede formar una columna de nubes de más de 6000 metros de altura y con forma de yunque, toman esta forma debido a la fuerte convección dentro de ellas.

La lluvia asociada a este tipo de nubosidad generalmente está acompañada por intensos vientos que pueden incluso alcanzar los 70 a 85 km/h, estos son acelerados por el rápido descenso del aire frío. Es por eso que cuando hay una tormenta eléctrica asociada a los Cumulonimbus, también hay cambios importantes en la dirección y velocidad del viento.

Nubes
Estas son las nubes más comunes.

Los Cumulonimbus también pueden originarse en primavera junto a la presencia de algunos sistemas frontales; el desarrollo de estas durante la primavera es diferente de la de los de verano, debido al contraste en temperatura ambiental, estas se forman por la elevación del aire cálido y húmedo que está adyacente a los frentes, lo que podría ocasionar tormentas eléctricas acompañadas de granizo, ademas de la posible formación de tornados.

En la época invernal se presentan fenómenos atmosféricos como sistemas frontales, asociados a masas de aire con características polares, en este caso las nubes son llamadas Stratus, generalmente son horizontales y cubren el cielo, dependiendo de la diferencia de altitud, se pueden dividir en Cirrostratus, Altostratus y Nimbostratus.

Las más altas son las Cirrostratus, estas aparecen a una altitud de 6 km y están conformadas por cristales de hielo; este tipo de nube es de un blanco brillante, cuando suele ser densa y es iluminada por el sol o la luna, aparece un colorido círculo de luz que se llama halo. Los Altostratus aparecen a unos 3 km de altitud, consisten en una mezcla de cristales de hielo y gotas de agua, suelen extenderse horizontalmente varios cientos de kilómetros y bloquear la luz solar. Los Nimbostratus, aparecen cerca de las bajas presiones, generalmente a unos 800 m de altitud, con un tono oscuro y cerca del suelo, siempre originan lluvia constante y duración considerable.

Las nubes Cirrus son nubes altas, están hechas de cristales de hielo y se ven como trazos blancos largos, delgados y tenues; estas nubes se ven a menudo durante un día calmado y soleado, sin embargo si comienzan acumularse pueden originar Cirrostratus, requisito que indica la presencia de frentes cálidos.

Publicidad