meteored.mx

Monitoreo satelital permitirá un análisis real de emisiones de CO2

En la cumbre climática COP26, las naciones del mundo acordaron un nuevo documento donde que por primera vez menciona la eliminación gradual del carbón y los combustibles fósiles. Para lograr esto, se requiere localizar las áreas que más contaminan de manera objetiva y real.

Satélite COPERNICUS CO2
El uso de satélites que localicen focos de polución, permitirá formular medias de reducción de emisiones contaminantes. Imagen: OHB/Lund University

Investigadores especializados en percepción remota y observación satelital, han desarrollado un modelo que puede calcular las emisiones de dióxido de carbono (CO2), de forma localizada, a partir de la quema de combustibles fósiles utilizando observaciones satelitales.

Los nuevos resultados que se generaron a partir de este reciente análisis y diagnóstico, podrían utilizarse dentro del "Programa de Observación de la Tierra COPERNICUS'', que tiene el objetivo de enviar satélites de nueva generación al espacio en los próximos años.

Actualmente, cada país informa de manera individual sobre sus propias emisiones de CO2 basándose en datos de actividad como el uso de energía. Por lo tanto, la precisión de estas estimaciones varía mucho en función de la calidad de los datos de actividad, así como de los procesos que se ven influenciados en ocasiones por factores políticos o por la capacidad técnica.

Por ende, una de las deficiencias a considerar de estos reportes es que no suelen ser homogéneas en todo el mundo y vienen con bastante retraso. Entonces, uno de los objetivos a cumplir en el futuro es establecer un sistema global basado en mediciones satelitales independientes.

Detectar focos de contaminación

Un nuevo estudio publicado en la revista científica Environmental Research Letters (IOPSCIENCE), investigadores de la Universidad de Lund, entre otros, han investigado el potencial de las mediciones basadas en satélites meteorológicos.

"Hasta donde sabemos, este es el primer estudio que muestra que es posible verificar los datos de emisiones a escala nacional con el monitoreo satelital global", dice Marko Scholze, investigador de geografía física en la Universidad de Lund.

El seguimiento por satélite de las emisiones de CO2 cobrará impulso a medida que la Unión Europea, dentro del Programa de COPERNICUS, lance varios satélites nuevos a partir de 2025.

Examinaron la mejor forma de realizar y utilizar estas mediciones para obtener datos de emisiones de CO2 lo más fiables posible."Hemos desarrollado un modelo que se puede utilizar para estimar las emisiones antropogénicas. El modelo es muy completo y tiene en cuenta las incertidumbres que existen en las mediciones satelitales", dice Scholze.

Medidas de reducción más eficientes

Los resultados significan que la verificación independiente de las emisiones de CO2 de cada país es una opción más verdadera y de mayor calidad. Al estudiar los datos atmosféricos de las mediciones satelitales, será posible examinar y evaluar la eficacia de las medidas de reducción CO2 adoptadas en cumbres climáticas por los signatarios del Acuerdo de París.

"La principal causa del calentamiento global son las emisiones antropogénicas de CO2 a la atmósfera. Es de suma importancia monitorearlas, y esperamos que nuestro estudio sea una pieza del rompecabezas que pueda ayudarnos a lograrlo", concluye Marko Scholze.