StoreWindows10

Uso de la escala Saffir-Simpson

Durante el año 2017 la temporada de ciclones tropicales en el océano Atlántico fue intensa y muy activa. Países como Puerto Rico, Cuba, México y Estado Unidos, fueron afectados severamente. Por estas razón es de suma importancia contar con herramientas de prevención meteorológica.

Úrsula Pamela García Úrsula Pamela García 22 May 2018 - 17:05 UTC
Saffir
Escala Saffir-Simpson para dar categoría a los huracanes.

La escala de vientos de huracanes Saffir-Simpson dispone de una categorización de 1 a 5 basada en la intensidad de vientos máximos sostenidos del ciclón tropical, además de ser empleada en los diferentes sistemas de unidad de medición cómo km/h, mph y nudos. Los valores considerados en la escala oscilan entre los 119 km/h y 252 km/h o más.

Fue creada por el ingeniero civil Herbert Saffir y el meteorólogo Bob Simpson en el año 1969. A partir del año 2010 dicha escala fue ajustada y actualizada por meteorólogos especializados en vientos, con el objetivo de hacerla más precisa y efectiva en su manejo como herramienta de prevención meteorológica de huracanes.

Cabe destacar que el daño generado por el viento, también depende de otros factores, como la orografía de la zona, y a la duración y cambio de dirección del viento.

Datos de viento de un huracán

Los datos se obtienen por medio de sobrevuelos de aviones cazahuracanes a ciclones tropicales, estos aviones pertenecen a la fuerza aérea estadounidense (USAF, por su siglas en inglés) y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), que en coordinación con el Centro Nacional de Huracanes (NHC), extraen los datos por medio de radares y sondas meteorológicas, y los publican internacionalmente de manera casi inmediata después de ser recopilados.

Una vez que son obtenidos se define la velocidad y se clasifican en la escala Saffir-Simpson, se asigna la categoría de huracán 1, 2, 3, 4 o 5, dependiendo de la intensidad de los vientos del ciclón.

Empleo de la escala Saffir-Simpson en México

Todos los años México es impactado por diversos ciclones tropicales, derivado de su ubicación geográfica y al ser un país rodeado por océanos, es regular que sea afectado por huracanes.

El Servicio Meteorológico Nacional Mexicano (SMN) como institución oficial, en coordinación con el Centro Nacional de Huracanes, con la Secretaría de Gobernación (SEGOB) y las dependencias estatales de Protección Civil; publica avisos de prevención meteorológica de huracanes, donde se describe la posición del ciclón tropical, sus características atmosféricas, el pronóstico de trayectoria, la cantidad de lluvia, posición del ciclón tropical y la intensidad de los vientos, dato que al ser cotejado con la escala de Saffir- Simpson, se establece la categoría huracán a la cual pertenecería el ciclón.

Por ejemplo el huracán "Katia", el 8 de septiembre del 2017, se ubicaba frente a la costa este de México, alcanzando vientos máximos sostenidos de hasta 155 km/h con rachas de 195 km/h, por medio del uso de la escala se dio a conocer que "Katia" se había fortalecido para alcanzar la categoría 2. Este huracán aunque no impactó como categoría 2, si tocó tierra como categoría 1 con vientos de 120 km/h por la intensidad del sistema y su cercanía a costas mexicanas, este huracán generó daños materiales y la muerte de dos personas.

Publicidad