meteored.mx

Abril con temperaturas extremas y tormentas fuertes

Fenómenos meteorológicos muy variados se pueden presentar en abril y aunque la constante es el calor típico de temporada, se visualizan periodos de lluvias que pueden resultar benéficas para la sequía que se vive en México.

Semana Santa Consulta nuestro especial El tiempo en Semana Santa
Tiempo contrastante en abril
Condiciones meteorológicas muy cambiantes, pasando de intenso calor a lluvias y algo de frío.

Nos dirigimos a la época más calurosa del año en diversos estados del país, siendo abril cuando se pueden presentar una mayor incidencia con temperaturas superiores a 30 °C, alcanzando extremas de hasta 50 °C en la Vertiente del Golfo de México y zona sureste. Por su parte, las precipitaciones continúan siendo escasas, pero poco a poco tienden a incrementarse por interacción de frentes fríos y humedad tropical.

Si bien, dichas condiciones típicas del mes se esperan en este año, es probable que puedan ser más extremas favorecidas por la sequía y el fenómeno de La Niña, especialmente relacionado con las tormentas severas, así como la variación de temperaturas de un día a otro lo cual podríamos experimentar desde mediados de este mes. A continuación, encontrarán los diversos escenarios para este mes, teniendo en cuenta la incertidumbre por ser pronóstico a largo plazo.

Escenarios en la primera quincena de abril: calor y frío

El mes iniciará con calor típico, sin alcanzar valores extremos previéndose en promedio de 25 a 35 °C, pero irá aumentando poco a poco para concentrarse los valores más altos en el noreste, oriente, sureste y sur resaltando la próxima semana. De martes a miércoles nuevamente habrá viento del oeste y suroeste sobre la Vertiente del Golfo de México y del sureste en Península de Yucatán con rachas superiores a 60 km/h (viento Föhn) generando temperaturas entre 40 a 49 °C desde principalmente San Luis Potosí, Tamaulipas, Veracruz y Oaxaca.

En contraste, una masa polar avanzará sobre Estados Unidos junto con un nuevo frente frío (41 o 42), los cuales podrían comenzar a invadir a nuestro país desde el jueves 7 hasta por lo menos el domingo o lunes siguientes. El ambiente tendería a refrescarse notablemente de norte a centro y sobre la región del Golfo de México, incluso con amaneceres fríos, mientras las tormentas con granizo pueden generarse sobre la Huasteca, extendiéndose hacia el sureste mexicano, además de evento “Norte” fuerte en el Golfo.

Gradual incremento de lluvias

Tras el ingreso del posible frente 41 o 42, los ensambles de modelos están indicando un aumento relativamente significativo en la extensión y cantidad de lluvias/tormentas en territorio mexicano, siendo principalmente ante una posible temprana actividad tropical en el Pacífico frente a costas del sur y, en cierta medida, más frentes fríos que se activarían al recorrer nuestro país; todo esto durante la segunda quincena probablemente por Oscilación Madden-Julian.

En estados del centro-sur se prevé la mayor cantidad de lluvias con acumulados dere 25 a 50 mm en promedio superior a lo normal, principalmente Michoacán, Guerrero, Oaxaca y Chiapas, mientras que en la región del Valle de México, Bajío, Vertiente del Golfo y Península de Yucatán podría estar en valores dentro o ligeramente inferiormente a la climatología. Sin embargo, son probable eventos localmente severos con granizadas y viento arrachado.

Esto podría ser resultado del paso de frentes fríos que generen turbonadas (tormentas alineadas y organizadas) o sólo convección local. En dichas regiones, las temperaturas podrían verse reguladas, es decir, aunque habrá calor, por periodos puede haber disminuciones térmicas, refrescándose o incluso siendo un tanto frías con nieve en volcanes; sobre entidades del norte, vientos severos nuevamente son probables superiores a 100 km/h. Diariamente se debe consultar el pronóstico ante variaciones de los escenarios descritos.