meteored.mx

La Niña seguirá presente hasta la primavera

Desde 2020 comenzó la fase fría de El Niño – Oscilación de Sur conocida como La Niña y aunque ha variado en intensidad, incluso brevemente pasó a fase neutra, son casi 2 años en que contamos con su presencia y podría extenderse aún más este 2022.

Tormentas y granizadas
La Niña continuará esta primavera, favoreciendo calor y frío con tormentas y granizadas.

En el informe emitido por el Centro de Predicciones Climáticas (CPC por sus siglas en inglés) el jueves 10 de febrero se comunicó que el fenómeno de La Niña persistía, observándose anomalía entre -1 a -0.5°C en la temperatura superficial del mar del Pacífico ecuatorial indicando intensidad moderada a débil, acoplándose con el comportamiento de los vientos troposféricos. Por debajo de la superficie, se observa que el agua está incrementando su temperatura, no obstante, sería un periodo breve, ya que todo apunta a que volverá a enfriarse.

Los promedios de los pronósticos dinámico-estadísticos indican probabilidad prácticamente del 100% para que esta fase fría persista el resto del invierno (febrero-marzo), siendo probabilidad del 77% durante la primavera entre marzo a mayo y comenzando a debilitarse en el transcurso del verano, pudiendo cambiar a fase neutra, pero aún no es claro el comportamiento que tendría desde el siguiente mes de junio.

Efectos de La Niña sobre la República Mexicana

Recordando, esta fase fría del ENSO se genera cuando las anomalías térmicas del Pacífico ecuatorial están por debajo de -0.5°C entre 1-3 meses, condición que se ha cumplido desde finales de septiembre de 2020. En lo que llevamos de este invierno 2021-2022, sus efectos han sido bastante visibles en nuestro país, presentándose desde ambiente muy caluroso y seco en diciembre, hasta frío ártico de enero a febrero con evento NORTE severos, heladas, nevadas y lluvias.

De hecho, esta situación podría continuar el resto de febrero e incluso, inicios de marzo, intercalándose ambiente caluroso con otro muy frío, aunque es importante mencionar que poco a poco los valores de temperaturas elevados serán los que dominarán. En términos generales y bajo este fenómeno, las condiciones meteorológicas pueden tender a tiempo severo debido al contraste de calor vs frío durante esta primavera.

Se ha llegado a observa que las precipitaciones son normales o es más lluvioso en estados del centro-sur de México, especialmente desde El Bajío, Valle de México hasta península de Yucatán y eventualmente región noreste, debido a frentes fríos activos y tormentas vespertinas. Esta situación también es favorable para que los eventos de granizo puedan ser recurrentes entre Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, San Luis Potosí, Veracruz, Estado de México, Ciudad de México, Puebla, Tlaxcala, Morelos, Hidalgo, Oaxaca y Chiapas.

Las turbonadas (tormentas organizadas severas) pueden ser de mayor incidencia a lo largo de la Vertiente del Golfo, de igual manera asociada a granizadas e incluso, tornados. En el Valle de México, las tormentas en horas de la tarde-noche van aumentando poco a poco acompañadas de granizo y viento arrachado, que en ocasiones pintan de blanco varias alcaldías de Ciudad de México, evento muy normal/común.

Finalmente, las temperaturas en dichas regiones se regulan por estos eventos de precipitaciones, refrescándose notablemente el ambiente, aunque evidentemente el calor va dominando. Sobre el norte del país, aún se pueden generar algunas nevadas y descensos de temperaturas importantes, incrementándose poco a poco el calor. Se recomienda estar pendientes de actualizaciones ante estos eventos localmente severos, típicos de la época.